EFELas Palmas de Gran Canaria

La Guardia Civil ha denunciado a dos personas en la localidad grancanaria de Puerto Rico, en el municipio de Mogán, residentes en España y de nacionalidad italiana, quienes participaban en una fiesta en la piscina comunitaria de un complejo de apartamento del sur de la isla.

En un comunicado de la Dirección General de la Guardia Civil destaca este jueves que en la piscina también se encontraban otras personas participando en la fiesta, pero que huyeron del lugar ante la presencia policial.

Informa que la intervención comenzó en la tarde del pasado martes cuando agentes de la Policía Local de Mogán solicitaron apoyo a la Guardia Civil, tras ser avisados de una fiesta que se desarrollaba en la piscina comunitaria de un complejo de explotación en régimen de multipropiedad.

Al llegar a la zona de la piscina los agentes observaron al menos a unas siete personas tomando el sol, con bebidas alcohólicas y escuchando música con total normalidad, incumpliendo de forma clara las medidas dictadas en el estado de alarma sanitaria por el Covid-19.

La nota agrega que al advertir la presencia policial varias de las personas que se hallaban en el lugar huyeron hacia sus domicilios, aunque los agentes lograron interceptar a dos de ellas, quienes fueron denunciadas tanto por incumplir el confinamiento decretado por la alarma sanitaria como por alteración del orden público.

La nota subraya que los agentes continúan con sus labores para identificar a las personas restantes que se encontraban en el lugar y resalta que ambas infracciones, tipificadas como graves en la Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, contemplan multas que oscilan entre los 601 y 30.000 euros.

La Guardia Civil recuerda asimismo que este tipo de imprudencias y acciones dolosas generan un riesgo tanto para el que las comete como para el resto de la población. EFE