EFELas Palmas de Gran Canaria

Dos de cada tres médicos de Las Palmas, el 68 %, creen que debería regularse la eutanasia por ley, según los resultados de un sondeo realizado por su colegio entre 365 facultativos como representación de los 5.728 profesionales registrados en la provincia.

Otro 13,4 % de los encuestados se muestra favorable a esta regulación pero manifiesta que "no está totalmente seguro" y un 58 % del total considera que solo un médico es quien debería aplicar la eutanasia, entendida ésta como "la provocación intencionada de la muerte de una persona que padece una enfermedad avanzada o terminal a petición de ésta en un contexto médico".

En la presentación de los resultados de esta encuesta, el presidente del Colegio de Médicos de Las Palmas, Pedro Cabrera, ha recalcado que esta institución "no tiene opinión" sobre la eutanasia.

El responsable de ética y deontología del colegio, Esteban Pérez, ha admitido que le ha sorprendido el respaldo mayoritario ha tiene entre los colegiados la regulación legal de la eutanasia, ya que, a día de hoy, es una práctica no permitida por el código deontológico por el que se rigen estos profesionales, que tendrá que modificarse si finalmente se aprueba esta nueva normativa relacionada con la muerte digna, tal y como pretenden el PSOE y Unidas Podemos.

Además de estimar que el debate sobre la eutanasia y el suicidio médicamente asistido debe dirimirse en el ámbito de toda la sociedad, los médicos de Las Palmas creen que la razón que lleva a una persona enferma a querer dejar de vivir es la pérdida completa de la autonomía física y la libertad y, en un segundo lugar, a sentir un dolor físico insoportable.

El 56 % de los encuestados aboga por que se regule por ley en España el suicidio médicamente asistido, entendido éste como la "ayuda médica para la realización de un suicidio solicitada por un enfermo" que se realice "proporcionándole los fármacos necesarios para que él mismo se los administre".

Además, el 66,6 % opina que los médicos deben tener derecho por ley a negarse a llevar a cabo eutanasias o suicidios médicamente asistidos si son prácticas contrarias a sus creencias personales o religiosas, si bien un 40,3 % afirma con rotundidad que no solicitaría la objeción de conciencia en el caso de que se aprobase la ley.

El responsable de ética y deontología del Colegio de Médicos de Las Palmas ha recordado que el suicidio asistido está regulado en Holanda, Suiza y algunos estados de Estados Unidos, mientras que la eutanasia está regulada en Colombia. EFE

pcr/jmr

(foto)