EFELas Palmas de Gran Canaria

El pleno del Ayuntamiento de Agüimes aprobó este lunes una moción para solicitar al Gobierno español y a la Comisión Europea que busquen alternativas al proyecto del campamento de inmigrantes que se quiere instalar en el Polígono Industrial de Arinaga, al sureste de Gran Canaria.

El Consistorio pide que se aprenda de los errores del pasado para buscar una solución social y habitacional diferente para estas personas, destaca este martes un comunicado de la corporación municipal.

La moción contó con el voto favorable de 18 de los 21 concejales del Pleno, correspondientes a los 16 integrantes del grupo de gobierno de Roque Aguayro y a los representantes de Ciudadanos y Coalición Canaria, mientras que los tres concejales del Partido Socialista se abstuvieron.

Según el Ayuntamiento, el lugar escogido no reúne unas mínimas condiciones de habitabilidad para acoger a ningún ser humano, mucho menos para albergar una instalación con una capacidad para 1.000 ocupantes.

Detalla que se trata de una parcela industrial junto a una estación depuradora de aguas residuales que está sometida a las inclemencias climatológicas, con fuertes vientos, calor, largas horas de insolación en los meses de verano, además de bajas temperaturas durante el invierno.

A su juicio, los inmigrantes que se planea ubicar en ese espacio acabarían hacinados bajo carpas o casetas de lona y expuestos a las duras condiciones ambientales, una situación que tilda de "impropia de un país civilizado e intolerable para cualquier estado miembro de la Unión Europea".

Agüimes aboga por "acoger" a quienes vienen huyendo de situaciones de conflicto, violencia, injusticia o hambre que, "como haría cualquier de nosotros", simplemente emigran en busca de mejores condiciones de vida.

Añade que países como España y territorios como Canarias, cuya población fue emigrante durante gran parte de su historia, deben mostrar "total solidaridad" hacia estas personas y, aunque el Consistorio está a favor del acogimiento, no comparte "la forma ni en el lugar" escogidos.

Tanto ahora como en el pasado, Agüimes afirma que ha demostrado su solidaridad con el fenómeno migratorio albergando instalaciones para el acogimiento temporal de inmigrantes y colaborando en la asistencia a estas personas.

Recuerda que la Residencia Escolar de Arinaga alberga en la actualidad a un numeroso grupo de personas que se encontraban en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco (CIE), de Las Palmas de Gran Canaria, clausurado el pasado mes de abril por la Justicia.

El Ayuntamiento de Agüimes considera que la alternativa al CIE no puede ser un campamento que se anuncia temporal, pero que podría convertirse en permanente en un polígono industrial, por lo que insta al Gobierno de España y a la Comisión Europea a que busquen otras opciones más dignas y humanitarias, que sean respetuosas con la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Al mismo tiempo, reclama una política de gestión migratoria corresponsable y solidaria con Canarias, una comunidad que no puede hacer frente sola a este fenómeno.

Agüimes insiste en que un macrocentro de internamiento de inmigrantes no debe ser el modelo de acogida de estas personas, ni en el Polígono Industrial de Arinaga, ni en el sureste de Gran Canaria, ni en ningún otro lugar del archipiélago, concluye la nota. EFE