EFEMadrid

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) votará este miércoles la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, entre otros nombramientos.

El pleno del CGPJ, envuelto en la polémica y en funciones desde diciembre de 2018, tiene previsto debatir y votar ese día diez nuevos nombramientos de cargos judiciales, seis de ellos en el Tribunal Supremo.

Tras la controversia generada por la ausencia del rey el viernes en Barcelona en la entrega de despachos a los nuevos jueces, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, entrevistado en RNE, ha asegurado este lunes que no dirá nunca al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, qué debe hacer, pero ha estimado que paralizar los nombramientos "sería una medida de apoyo a la obligada renovación" de esa institución.

Mucho más directo ha sido el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, quien ha denunciado que el Poder Judicial está "secuestrado por la derecha" y ha considerado un "atentado a la Constitución" que Lesmes pretenda renovar jueces cuando su mandato está caducado.

La Asociación Libre de Abogados y Abogadas (ALA) y la Comisión de Defensa del Colegio de la Abogacía de Barcelona han emitido por su parte un crítico comunicado para denunciar la "falta de legitimidad" del Consejo para nombrar nuevos cargos y pedir que se tenga en cuenta que el actual Congreso "recoge una diversidad ideológica que no está reflejada" en la composición del CGPJ, elegido en 2013 cuando gobernaba el PP.

En enero, el propio Lesmes decidió suspender los nombramientos de cargos "en la confianza de una pronta renovación de la institución", pero en mayo perdió las esperanzas en un acuerdo entre el PSOE y el PP y retomó los trámites.

Por sorpresa, en junio, el órgano de gobierno de los jueces retiró cinco nombramientos discrecionales que iba a aprobar el pleno al confirmar la existencia de negociaciones entre los grupos parlamentarios.

Se trataba de conversaciones discretas que no habían trascendido hasta ese momento, pero a finales de agosto el PP borró cualquier posibilidad de acuerdo con Moncloa mientras Podemos siguiera en el Gobierno.

En la tradicional apertura del año judicial en el Supremo a principios de mes, Lesmes llamó una vez más a los grupos políticos a renovar sin dilaciones la institución, con un mandato constitucional de cinco años, y ante la nueva tesitura consideró que el CGPJ debía seguir desarrollando "con normalidad" sus funciones, incluidos los nombramientos.

Este miércoles el pleno debatirá y votará las presidencias de tres salas del Supremo: la tercera (de lo contencioso-administrativo), vacante al finalizar este mes el mandato de Luis María Díez-Picazo; y la cuarta (de lo social) y la quinta (de lo militar), cuyos titulares se jubilaron en junio, informa el CGPJ en un comunicado.

El orden del día de la reunión incluye también la provisión de tres plazas en la sala segunda (de lo penal) del alto tribunal vacantes desde finales de 2019 por la jubilación de los magistrados Luciano Varela, Francisco Monterde y Alberto Jorge Barreiro.

Además, el pleno votará la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y las de la sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Málaga, la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias y la Audiencia Provincial de Ourense. EFE

nl/bal/pcr