El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, han visitado el nuevo edificio de enfermedades emergentes anexo al Hospital de Nuestra Señora de la Candelaria, que estará operativo después del verano.

Estas instalaciones forman parte del proyecto llevado a cabo por el gobierno regional para crear una serie de estructuras polivalentes "que den respuesta a las patologías derivadas de diferentes infecciones, para acabar con la presión que se pueda dar en las infraestructuras hospitalarias principales", ha explicado Trujillo.

La iniciativa ha surgido de "la necesidad que había de aprender de la pandemia del covid y lo que ha sido, donde hubo que restar camas para atender otros problemas: para que no vuelva a ocurrir hemos creado estructuras como estas", ha señalado Torres.

De esta manera, el complejo está destinado y preparado para atender cualquier tipo de enfermedad -no solo covid, sino otras como el ébola o la viruela-contando con áreas de consultas y hospitalización y otras dispuestas para ser aisladas.

El edificio consta de 4.800 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas: una baja que alberga las zonas de hospital de día, consultas y cita previa, la primera que acoge las habitaciones desde la 101 a la 118 y la segunda, desde la 201 a la 209, además de un semisótano.

En total posee un aforo de 76 camas que se suman a 12 puestos de hospital de día.

En esta nueva localización trabajarán 100 sanitarios, "algunos de ellos reubicados de otras zonas de ambos hospitales y otros contratados", ha especificado el responsable del área de Sanidad.

Para su construcción, el gobierno ha invertido 14 millones de euros que forman parte de los 40 millones dedicados a todo este plan de creación de nuevos espacios, entre los que figuran el de Tenerife, otro igual en Gran Canaria ya finalizado y un tercero en Lanzarote, junto al Hospital Doctor José Molina Orosa, que se encuentra ahora mismo en construcción y se espera que también entre en funcionamiento al finalizar el verano.

Además, dentro de este presupuesto, con una dotación concreta de 3,1 millones, también se contempla la creación de dos plantas de atendimiento en el Hospital Universitario de Canarias, que tendrán 46 camas.

El presidente canario ha destacado que con todo esto se ha conseguido abrir más camas en Canarias en menos de un año de las que la comunidad ha tenido en los últimos doce años.

"Hemos mejorado las infraestructuras en tan solo ocho meses, consiguiendo que donde solo había un solar ahora haya un edificio muy necesario para Tenerife y el conjunto de las islas", ha añadido.

Este complejo y sus homólogos de Gran Canaria y Lanzarote son "pioneros en el archipiélago y en toda España en su tipología", según ha expuesto Trujillo, y además son también los primeros que se mantienen mediante energía fotovoltaica, al tener placas solares situadas en sus azoteas.

Esta acción va en consonancia con el proyecto "Salud Zer0 Emisiones 2030" puesto en marcha por el ejecutivo regional, que tiene como finalidad utilizar la tecnología para hacer que las instalaciones sanitarias generen el menor impacto ambiental posible. EFE