EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ha llegado a un acuerdo con el Banco Santander para comprar por 24.890.000 euros 358 viviendas del barrio de Añaza de la capital tinerfeña, con lo que evita que sean adquiridas por un fondo buitre, anunció el presidente canario, Fernando Clavijo.

El presidente de Canarias ha hecho esta declaración tras una reunión con representantes de los vecinos afectados, cuyo desahucio fue paralizado en octubre del pasado año, y en el encuentro también han participado el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez.

Fernando Clavijo ha destacado la actuación de los vecinos para evitar una "tremenda injusticia" y ha señalado que en España no hay un ejemplo similar a este, en el que, ha añadido, las administraciones se han unido para impedir que un fondo buitre se queda con tantas viviendas.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, ha reconocido que el hecho de pagar todo de una vez ha facilitado bajar el precio de los 29 millones de euros en los que lo había tasado la entidad bancaria, y ha comentado que una vez se firme el acuerdo se analizará el caso de cada familia.

Entre las 358 familias hay algunas que no podían pagar porque no les daban los recibos y también las hay que están en situación de ocupa, por lo que se analizará cada caso, señaló la consejera, quien apuntó que algunas de las últimas citadas podrán pasar a una situación regular.

La previsión es que antes del 15 de enero el dinero se transfiera a la empresa pública Visocan y, según el presidente de Canarias, lo "razonable" sería que antes de dos meses se formalice el contrato para comprar las viviendas.

En nombre de los vecinos habló la asesora técnica de Visocan Inma Évora, quien declaró que con este acuerdo ninguna de las 358 familias se quedará en la calle y destacó la necesidad de que en Canarias haya un parque de viviendas públicas para facilitar el acceso a las mismas de las personas con pocos recursos económicos.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda comentó que el gobierno regional también comprará los trasteros y garajes y destacó la coordinación de los vecinos para evitar que viviendas públicas terminen en un fondo buitre.

Cristina Valido dijo que se trata de la primera operación que ha permitido evitar la compra de viviendas por parte de un fondo buitre.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, manifestó que se trata de una operación "excepcional" en España, y el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha asegurado que está feliz porque se ha resuelto un problema social.

José Manuel Bermúdez indicó que de no haberse llegado a este acuerdo la mayoría de las familias se iría a la calle, mientras que una vez se firme la compra por parte del gobierno canario las viviendas formarán parte del patrimonio público. EFE

rdg/spf