EFELas Palmas de Gran Canaria

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín ha puesto en marcha un sistema denominado "GPS for your body" para el tratamiento localizado de tumores de cáncer de páncreas avanzados con radioterapia que minimiza los efectos secundarios.

El centro grancanario es pionero en Europa en la implantación de este técnica que ha sido utilizada para el tratamiento de cáncer de próstata pero nunca antes en el páncreas, según ha informado hoy el jefe de servicio de Oncología Radioterápica, Pedro Lara, en una rueda de prensa.

El hospital ya ha tratado a ocho pacientes con este sistema que implica a los servicios de Oncología Radioterápica, Digestivo, Radiodiagnóstico y Física Médica del hospital.

Una de las principales ventajas de este sistema es que permite la administración de altas dosis de radiación al tumor de manera precisa, minimizando los efectos secundarios al evitar la exposición de tejidos y órganos sanos a dicha radiación.

Además, este protocolo complementa el tratamiento quimioterápico utilizado en estos pacientes, con el objetivo de lograr un mayor control local, disminuir la recidiva local, mejorar la calidad de vida de los pacientes y conseguir, en algunos casos, que tumores irresecables puedan ser operados mejorando la supervivencia de estos pacientes.

El sistema GPS monitoriza el movimiento del tumor 25 veces cada segundo, interrumpiendo la radiación si el tumor modifica su posición en más de tres milímetros, por lo que solo se vuelve a irradiar cuando el tumor regresa a la posición perfecta para la irradiación.

Lara ha resaltado también que posibilita "administrar el tratamiento de radioterapia en solo cinco días en vez de en cinco semanas, en los descansos o al final de la quimioterapia".

Según el doctor, "hemos demostrado que es posible tratar el cáncer de páncreas en situaciones no operables con radiocirugía y con cinco sesiones en una semana", con un método con el que hasta el momento "todos los pacientes que hemos tratado han tenido beneficio clínico, lo que significa que se ha detenido la progresión de la enfermedad y han respondido positivamente".

La dificultad del tratamiento del cáncer de páncreas radica en que "solo 2 de cada 10 pacientes se diagnostican en una condición de poder ser operado, la mayoría se localizan como tumores avanzados o en proceso de metástasis", ya que es "muy asintomático, al encontrarse en una zona que puede distenderse como es el abdomen", ha señalado Lara.

Con este sistema se pueden administrar altas dosis de manera precisa lo que evita la exposición de tejidos y órganos sanos a la radiación, ha recalcado Lara.

El especialista ha advertido que el cáncer de páncreas "es de creciente incidencia en España y también en Canarias, principalmente derivado del consumo de tabaco, de una dieta poco saludable y de la mayor longevidad de la población".

Así, ha informado de que en 2017 se diagnosticaron en España 6.760 nuevos casos, con una tasa de incidencia de 20 por cada 100.000 habitantes en Canarias, 400 al año, que "se irán incrementando a medida que envejece la población".EFE

1011668

lbl/cda