EFELas Palmas de Gran Canaria

El Jurado que ha juzgado en la Audiencia de Las Palmas a un ciudadano maliense que degolló hace dos años a otro hombre en Guía (Gran Canaria) lo ha declarado culpable de asesinato, tras considerar probado que sí tuvo intención de acabar con la vida de su vecino.

El veredicto establece como probado que el acusado, Bakary D., de 34 años, atacó de manera sorpresiva a Mahfoud El Bairoukera, negándole cualquier posibilidad de defensa, al asestarle una puñalada en el cuello que causó la muerte casi de inmediato por pérdida masiva de sangre con sección en las arterias y venas principales e insuficiencia respiratoria.

El jurado ha fallado que no hay pruebas de que el acusado hubiese actuado influido por la ingesta de alcohol, por miedo o para defenderse de un ataque previo de la víctima, por lo que niega a Bakary D. esas atenuantes.

Además, ha dictaminado que el procesado tuvo intención de matar a Mahfoud El Bairoukera o, al menos, asumió la posibilidad de que muriera al infligirle ese tipo de herida en el cuello.

No obstante, el veredicto acepta que el acusado confesó el crimen y que acudió primero a la oficina de la Policía Local de Guía y al centro de salud próximo con intención de entregarse.

La Fiscalía ha ratificado la petición de 18 años de cárcel por asesinato, al igual que la acusación particular, mientras el letrado de la defensa ha recomendado una pena de 10 años por homicidio.

Los hechos ocurrieron entre las 00.00 y la 1.00 horas de la madrugada del 24 de mayo de 2018 en la finca Los Roques, situada en la trasera del edificio de la Policía Local de Santa María de Guía, donde acusado y víctima vivían en construcciones contiguas. EFE