EFESanta Cruz De Tenerife

El papa Francisco ha transmitido este viernes un mensaje de aliento a los habitantes de La Palma, a los que ha pedido que "no bajen los brazos" porque la reconstrucción de la isla tras la erupción del volcán, ha dicho, significa siempre "dar un paso más hacia adelante".

El pontífice ha transmitido este mensaje de cercanía a la isla de La Palma al término de la audiencia celebrada este viernes con los obispos de diversas diócesis españolas, entre los que se encontraba el de Tenerife, Bernardo Álvarez.

En un mensaje en vídeo que ha difundido la Diócesis tinerfeña, el Papa Francisco afirma que estuvo "muy cercano" a los palmeros en el momento de la erupción del volcán "y lo sigo estando ahora".

"Esa ceniza por todos lados… Debe ser muy duro ver que tu casa, tu campito se va cubriendo de ceniza y tienes que escapar para salvar tu vida y lo que se pueda", ha comentado el Papa.

El pontífice ha añadido que acompañó a los habitantes de la isla en esos momentos "y los sigo acompañando ahora en la reconstrucción", por lo que ha insistido en que "es duro, pero no bajen los brazos", pues una reconstrucción significa dar siempre un paso más adelante y que la derrota no tiene la última palabra.

"Significa no cansarse de mirar el horizonte. Estoy cerca de ustedes, rezo por ustedes. Les deseo todo bien y, por favor, les pido que recen por mí. Y el que no reza, que me mande buena onda, que también la necesito", ha concluido el Papa Francisco. EFE