EFESanta Cruz de Tenerife

El Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) detecta el 70 por ciento de las embarcaciones con inmigrantes que llegan a las costas canarias, según un informe sobre el grado de utilización de este servicio reclamado por el Gobierno de Canarias.

El portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez, ha dicho en rueda de prensa que el 30 por ciento restante es detectado por otros servicios como Salvamento Marítimo, el SAR o la Guardia Civil, o no se detectan.

Pérez ha indicado que de acuerdo a este informe, las embarcaciones que no son localizadas por el SIVE se deben principalmente a causas técnicas relacionadas con el radar de este servicio.

El objetivo de todo el dispositivo de detección es procurar que no se produzcan naufragios, ha afirmado el portavoz del Gobierno, quien ha argumentado que también en ocasiones las ONG que trabajan en los países de origen son los que dan la voz de alarma de la salida de una embarcación.

También se ha referido a Frontex, que es un servicio de la Unión Europea, que se creó con motivo de la crisis anterior de los cayucos, aunque ha puntualizado que se trata de una unidad de dimensión pequeña en relación con el número de inmigrantes que llegan a las costas canarias.

Ha indicado que en los últimos días no se ha producido un descenso en el número de llegadas y ha recordado que uno de los reclamos del Gobierno de Canarias al Central es la mejora de la asistencia a los que llegan y que se dispongan de instalaciones más adecuadas para su acogimiento.

Preguntado si a Canarias le gustaría tener una política migratoria propia, Pérez ha dicho que la atención a la inmigración requiere la intervención de todas las administraciones y no es sencillo porque pasa por decisiones de la Unión Europea "que ha sido muy lenta para decidir que hacer sobre los flujos migratorios".

También ha requerido mayor implicación del Gobierno central, que debería, ha dicho, intensificar sus relaciones con los países ribereños y colaborar con ellos para que impidan las salidas desde sus costas.

Sobre si el Gobierno central ha sido compresivo con la situación que se está viviendo en Canarias, Pérez ha indicado que "tiene días" y por ello, ha agregado, el Gobierno regional ha reclamado una mayor implicación especialmente en la búsqueda de instalaciones donde acoger a los inmigrantes llegados a las costas, que es uno de los aspectos "más hirientes" de esta situación.

Pérez ha recordado que los hoteles no son alojamientos definitivos sino una situación provisional para solventar otra que no era tolerable, en referencia a la estancia durante varios días de cientos de inmigrantes en el puerto de Arguineguín. EFE

spf