EFELas Palmas De Gran Canaria

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Juan Luis Lorenzo, ha calificado este viernes de "preocupante" la situación de los juzgados en las islas, al aflorar ya en ellos las consecuencias de la pandemia, al tiempo que ha remarcado los esfuerzos que se efectuarán en los órganos más colapsados y afectados por la crisis.

En el discurso que ha pronunciado en la apertura del Año Judicial sin haber cumplido aún sus cien primeros días tras su toma de posición, el pasado mes de mayo, Lorenzo ha destacado que Canarias volvió a ser en 2020 la comunidad autónoma con más alta tasa de litigiosidad, con 154 pleitos por cada 1.000 habitantes (casi 38 más que la media nacional), pese a que el número de asuntos bajaron un 10 % debido a las restricciones por la covid-19 y el confinamiento.

Y, conforme a los datos del primer trimestre de este año, la vuelta a la "nueva normalidad" ha hecho aflorar los asuntos pendientes de presentación y las consecuencias de la crisis económica que afecta sobre todo a los juzgados de lo Social y a los Mercantiles, ha detallado.

En los tres primeros meses de 2021, la entrada de asuntos ha subido un 16 %, además de la tasa de ligitiosidad, y las jurisdicciones más afectadas han sido las de lo Social, Civil y Contencioso-Administrativo.

Los datos de estos tres meses revelan que los concursos de acreedores han subido un 52 %, los de personas físicas, un 91 %; las ejecuciones hipotecarias, un 73 %; los lanzamientos, un 27 %; los procesos en materia de cláusulas suelo, un 133 %, y los desahucios un 17 %, ha señalado el presidente del TSJC.

Entre los objetivos propuestos por Lorenzo para el nuevo Año Judiial figura el seguimiento de los órganos y partidos judiciales, impulsar la solución de los problemas de infraestructuras, en especial los de las sedes judiciales de Santa Cruz de Tenerife y de Puerto del Rosario (Fuerteventura), y contribuir a la implantación del expediente judicial electrónico.

Además, promover la elaboración de una "agenda estratégica" para racionalizar y mejorar la gestión del TSJC en sus aspectos gubernativos, impulsar medios alternativos como el arbitraje, la mediación y la conciliación para la solución de conflictos y lograr bajar la tasa de litigiosidad en las islas.

Lorenzo ha indicado que también se elaborará un plan de inspección en coordinación con el Consejo General del Poder Judicial y se renovarán los convenios de colaboración con el Gobierno de Canarias y otras instituciones.

Ha hecho especial hincapié en su intención de recuperar el objetivo de crear en Canarias una sede permanente de formación y estudios en materia de inmigración y derechos humanos, que cuente con la colaboración de las cortes supremas de Marruecos, Mauritania y otros países de África Occidental, como se planteó en 2010, y retomar el programa Educando en Justicia.

En su discurso, Lorenzo ha desgranado también el trabajo y los cambios que ha llevado a cabo desde el pasado mes de mayo para lograr una justicia "más transparente, próxima y eficaz".

Según ha expuesto, las sesiones plenarias de la Sala de Gobierno se celebran ahora cada 15 días, desde el pasado 21 de mayo que presidió la primera, y por videoconferencia, y en este periodo se han adoptado más de 150 acuerdos.

Además, se ha potenciado el portal de transparencia, del que se encarga la oficina de comunicación, y en él ya se pueden consultar las normas de reparto y los cuadrantes de guardia de todos los partidos judiciales de Canarias, así como la agenda de los juicios más relevantes, el calendario de reuniones de la Sala de Gobierno, el orden del día y los acuerdos adoptados.

Unos contenidos que también se facilitan a los colegios profesionales y a otros operadores juridídicos.

En su primera reunión con la Sala de Gobierno se comprometió también a dar cuenta de los nombramientos de jueces sustitutos, la detección de necesidades y propuestas de solución, y hasta el momento se han acordado 12 medidas de refuerzo, ha precisado.

Lorenzo además ha informado de que se desarrolla un plan de revisión de los procedimientos penales más antiguos que recaen en el partido judicial de Granadilla de Abona (Tenerife), el primero que visitó como presidente del TSJC el pasado mes de junio por ser "el más colapsado de Canarias y probablemente uno de los que se encuentran en peor situación de toda España", ha afirmado.

Este partido había sido ya calificado de "fallido", lo cual ha dicho que no es "ninguna exageración", pues cuenta con 6.000 escritos pendientes de proveer o en trámite de diligencias previas desde 2010, ha remarcado Lorenzo, quien ha señalado que además del plan se han tomado medidas de refuerzo y que las acciones adoptadas en Granadilla son un ejemplo de la forma de trabajar de la Sala de Gobierno que preside.

Lorenzo ha afirmado que se examinará la situación de todos los órganos judiciales de Canarias y se adoptarán las medidas que le competen para resolver las carencias que presenten y se propondrán a las administraciones las soluciones que se precisen. EFE