EFELas Palmas de Gran Canaria

El Servicio de Vigilancia Aduanera y la Policía Nacional ha interceptado una partida de 150 kilos de cocaína en un mercante de bandera griega que se encontraba fondeado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, según ha informado este miércoles la Agencia Tributaria.

La investigación que ha puesto al descubierto ese alijo se puso en marcha en una operación de colaboración internacional, que permite detectar embarcaciones sospechosas de transportar cargamentos de droga desde Sudamérica hasta Europa.

En este caso, se trata de un mercante que ya había sido controlado en Colombia y Portugal, donde se intervinieron otras partidas de cocaína, precisa la Agencia Tributaria.

El pasado martes, agentes de Servicio de Vigilancia Aduanera y la Policía procedieron a la inspección técnica del buque durante su fondeo en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

En la inspección, se encontró una partida de cocaína escondida ene el pozo de anclas del buque. EFE