EFELas Palmas de Gran Canaria

La Fundación Juan Negrín, que custodia el legado del último presidente del Gobierno de la República Española, considera "bochornoso" e "imperdonable" que Naciones Unidas diga en su página web oficial que Picasso pintó el "Guernica" para protestar contra "las atrocidades republicanas".

El sitio oficial de Naciones Unidas en internet (www.un.org) publicaba hasta este lunes en el apartado en el que describe los regalos que ha recibido la organización a lo largo de la historia una ficha de un tapiz que ha generado una fuerte polémica entre políticos, historiadores y artistas, porque tergiversa por completo la historia del cuadro más famoso de Pablo Picasso.

El error podría estar en trámites de ser resuelto, ya que la página donde aparecía ya no puede consultarse este lunes en la web de la ONU. En su lugar, aparece un mensaje en el que se advierte al internauta de que apartado de regalos recibidos por Naciones Unidas está en este momento sometido a tareas de mantenimiento.

La equivocación aparecía en una ficha de un tapiz cedido por la familia Rockefeller a la ONU, que reproduce el cuadro original en el que Picasso plasmó los horrores de la Guerra Civil, tras la matanza que provocó en la localidad de Guernica, en Vizcaya, un bombardeo de la aviación alemana que colaboraba con las tropas de Franco sublevadas contra la II República (el 26 de abril de 1937).

El artista malagueño pintó ese cuadro por encargo del Gobierno republicano, que lo exhibió al mundo en el pabellón de España en la Exposición Universal de París de 1937. Su propósito era atraer apoyos internacionales hacia el gobierno legítimo de la República, pero con el paso de las décadas, el "Guernica" se convirtió en un icono universal contra los horrores de las guerras.

"Que una organización tan importante como la ONU difunda este tipo de mentiras sobre la historia de España es para llorar", ha señalado a Efe el presidente de la Fundación Negrín, José Medina, en cuyos archivos se conservan varios de los documentos históricos del encargo que el Gobierno de la República hizo a Picasso.

Medina cree que "la historia se repite", porque en los años en los que artista malagueño pintó esa denuncia de lo que representó el bombardeo de Guernica, "la Sociedad de Naciones -antecesora de la ONU- le negó a la República la posibilidad de defenderse".

"El Guernica no denuncia las atrocidades republicanas, es todo lo contrario, ¡por favor!", se lamenta.

Indignado, el presidente de la Fundación Negrín espera que la ONU corrija de inmediato, porque le consta que algunos partidos españoles ya le están emplazando a hacerlo y porque el "ridículo" en el que ha incurrido tiene "proporciones internacionales".

Desde su punto de vista, o alguien ha cometido "un error imperdonable" en Naciones Unidas, o se ha querido perpetuar la "versión tergiversada" de la matanza perpetrada en 1937 en la villa vasca que durante tiempo mantuvo la dictadura franquista. EFE

jmr