EFEMadrid

Canarias ha recibido en la primera quincena de diciembre 1.886 inmigrantes, mil menos que en la anterior, cifra que mantiene la tendencia a la baja experimentada desde el pico alcanzado en los primeros quince días del mes de noviembre, cuando llegaron al archipiélago más de 5.000 migrantes.

El Ministerio del Interior ha hecho el público el balance quincenal de la inmigración irregular, que revela que en lo que va año han llegado a España 39.474 personas, 8.799 más que en el mismo período del año pasado, es decir un incremento del 28,7 %.

Aumento debido a la oleada de llegadas a Canarias experimentada en los últimos meses del año. En lo que va de 2020, han arribado a las islas 702 embarcaciones con 21.452 personas, cifras que retrotraen a las de la crisis de los cayucos de 2006 e implican una subida de casi el 900 % sobre el pasado año.

Sin embargo, el balance muestra un descenso significativo en la última quincena y se sitúa por debajo de 2.000 por primera vez desde octubre, cuando se dispararon las entradas.

En contraste con la Ruta Canaria, la afluencia de inmigrantes por mar a la Península y Baleares sigue bajando: son un 25 % menos que hace un año, con un total de 15.685 personas, 5.354 menos que el año pasado.

Los descensos se completan con las entradas por mar a Ceuta (424, un 31,1 % menos) y a Melilla (40, un 94,4 % menos).

Lo mismo ocurre con la cifra de inmigrantes que han cruzado irregularmente por la frontera terrestre a esas dos ciudades españolas: un 71,6 % en términos interanuales hasta los 1.693 (4.260 menos). EFE