EFELas Palmas de Gran Canaria

El uso obligatorio de la mascarilla en cualquier espacio abierto que este jueves ha aprobado el Gobierno de Canarias también se aplica a las piscinas y las playas, salvo al bañarse o cuando el ciudadano esté en un espacio concreto, sin desplazarse, y pueda mantener las distancias.

En un comunicado difundido tras la rueda de prensa ofrecida por el presidente, Ángel Víctor Torres, el Gobierno canario precisa que en las playas y piscinas de las islas habrá que usar obligatoriamente la mascarilla "en los accesos, desplazamientos y paseos que se realicen en esos espacios e instalaciones".

Y precisa que las distancias de seguridad en esas instalaciones hay que mantenerlas "entre todas las personas no convivientes".

Asimismo, el Gobierno canario también ha acordado este jueves prohibir "los encuentros y las fiestas en embarcaciones recreativas donde no se pueda mantener la distancia de seguridad". EFE