EFELas Palmas de Gran Canaria

La decisión de los servicios sociales de retirar la custodia de un bebé a una pareja de Las Palmas de Gran Canaria, que luego amenazó con suicidarse si no se lo devolvían, respondía a una situación de desamparo, que hacía necesario intervenir de manera "urgente e inmediata".

El viceconsejero de Política Social del Gobierno de Canarias, Francisco Candil, ha explicado este jueves a los periodistas el contexto en el que surgió la situación que el miércoles protagonizó esa pareja en un edificio ocupado del barrio de Escaleritas, aunque sin entrar en detalles, para no perjudicar a los menores.

Candil ha confirmado que esta no era la primera intervención de los servicios sociales en defensa del bienestar de los hijos de esa pareja; de hecho, antes ya les había sido retirada la custodia de otros siete menores, que ahora están bajo protección de la comunidad autónoma o en procesos de adopción.

La Dirección General de Infancia y Familia, ha añadido, "trabaja para intervenir cuando se denuncia una situación de riesgo", tanto en lo relativo "a la integridad física como a los derechos de los menores", ya sea "por servicios sociales o de salud".

El viceconsejero ha reconocido que la protesta protagonizada por esa pareja ha sido "muy llamativa", pero ha remarcado que la intervención realizada con su hijo menor partió de una "situación de desamparo, con una declaración de riesgo".

Y antes de actuar, ha añadido, "se ha trabajado con los técnicos, mediante una evaluación sanitaria y siempre con mucho tacto".

"Detrás de cada intervención hay una situación de fracaso familiar sobre la que intervenimos con el mejor de los criterios" porque "en este tipo de actuaciones hay mucho trabajo previo realizado con corazón, conocimiento y experiencia" por parte de los servicios competentes, ha enfatizado Candil.

El viceconsejero ha recordado que, en estos momentos, en Canarias hay 1.954 menores en situación de protección, más de 1.000 de ellos en acogimiento familiar", aunque hay "2.500 casos de situación de menores en riesgo". EFE