EFELas Palmas De Gran Canaria

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha efectuado este martes una desinfección preventiva en el centro sociosanitario Nuestra Señora del Pino, donde, según el Cabildo de Gran Canaria, la situación es de absoluta normalidad, después de que una usuaria se contagiara del Covid-19.

La consejera insular de Política Social, Isabel Mena, ha informado en un comunicado de que, tras este contagio, constatado la pasada semana, ningún otra persona ha presentado síntomas compatibles con esta enfermedad.

Mena ha destacado que desde el primer momento se tomaron medidas de seguridad en los centros residenciales para evitar que pueda haber brotes masivos de esta pandemia, por lo que ha transmitido un mensaje de tranquilidad a las familias, ya que la dinámica interna es de normalidad y volcada en la protección de los mayores, ha dicho.

“En esta crisis, los más vulnerables son los mayores, por eso vamos a seguir utilizando todos los medios a nuestro alcance. Que podamos contar con el apoyo de la UME, tanto para limpieza como para asesoramiento logístico, y sumarlo a las medidas previas, nos garantiza una mayor protección”, ha manifestado la consejera.

Mena ha añadido que el Cabildo de Gran Canaria puso en marcha el protocolo desde el inicio de la crisis y también el previsto ante la aparición de algún positivo, "por lo que la planta fue aislada y puestos bajo vigilancia usuarios y personal, quienes no han presentado síntomas".

Las medidas adoptadas son las que ha determiado el Gobierno de Canarias, cuya área de Sanidad es también la encargada de supervisarlas. A ellas el Cabildo ha sumado una limpieza integral y la desinfección de la planta, además de las averiguaciones para localizar al portador del virus y ahora el refuerzo de la UME.

La consejera ha recordado que hace más de diez días que solo pueden entrar y salir a los centros sociosanitarios gestionados por la corporación grancanaria los trabajadores, lo que ha evitado también que un gran número de personas se acumule dentro de las residencias.

Además, se ha establecido que el personal de estas instalaciones solo atienda a 20 usuarios, de manera que no compartan comedor, ni zonas comunes con el resto de residentes, lo que pretende evitar brotes masivos.

Ante la incertidumbre que genera en las familias, que también comprenden estas medidas, el hecho de no poder ver a sus mayores, la consejera ha insistido en que los residentes están bien, ya que el personal les procura todo el bienestar posible.

Mena ha avanzado que están en marcha todas las medidas de seguridad posibles para evitar contagios masivos dentro de los grandes centros residenciales que gestiona el Cabildo grancanario: Taliarte, El Sabinal y El Pino. EFE

pcr

(foto)