EFELas Palmas de Gran Canaria

Atender los juzgados de los social y lo mercantil, las jurisdicciones más afectadas por la pandemia, y a los partidos judiciales más colapsados, son unos de los principales retos de la Justicia en Canarias, según el nuevo presidente de su Tribunal Superior (TSJC), Juan Luis Lorenzo Bragado.

En su discurso de toma de posesión del cargo, que ha pronunciado ante el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha dejado claro también que defenderá y hará cumplir la Constitución "sin reservas mentales".

Lorenzo ha señalado a los juzgados de Granadilla de Abona y Arona (Tenerife), Puerto del Rosario (Fuerteventura), y San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), en este último caso por los problemas derivados de la inmigración irregular, como los más colapsados.

Así mismo, ha dicho que es preciso impulsar la solución de los problemas de infraestructuras, "acuciantes" en el caso de Santa Cruz de Tenerife y Puerto del Rosario, contribuir a la implantación del expediente judicial electrónico y la consiguiente eliminación del papel y abordar los nuevos modelos organizativos: la nueva oficina judicial y tribunales de instancia, si, finalmente, se aprueban las reforma.

Ademas, ha considerado que los problemas coyunturales –como pueden ser los derivados de la pandemia o los que afectan a ciertos órganos–tendrán que ser afrontados a través planes específicos de actuación, proponiendo medidas de apoyo y de refuerzo.

"No podemos resignarnos a que ciertos órganos o partidos sistemáticamente acumulen retrasos. No puede haber una justicia de primera y una justicia de segunda, o incluso de tercera", ha destacado el nuevo presidente del TSJC, cuya "capacidad de trabajo, gran profesionalidad y lealtad", ha subrayado Lesmes.

Lorenzo, que ha sido en los últimos 20 años juez decano de Santa Cruz de Tenerife, ha expuesto que por su experiencia los problemas estructurales resultan de más difícil solución, sobre todo por la concurrencia de múltiples competencias en materia de justicia.

El nuevo presidente del TSJC ha hecho hincapié también que Canarias es una de las comunidades que más invierte en justicia con un presupuesto para 2021 de más de 168 millones de euros, lo que supone un "esfuerzo inversor" de la Comunidad, pero que no se traduce en unos "indicadores sobresalientes", por lo que se debe buscar otras soluciones.

A juicio de Lorenzo, en lugar de crear más juzgados es preciso tener menos pleitos, para lo que se necesitan los medios alternativos de solución de conflictos: conciliación, mediación, arbitraje, y trasladar que la sociedad el mensaje de que "la mejor solución –porque es la que mejor se acepta–, es la que se dan a sí mismas las partes".

"Hay que concienciar, educar, cambiar mentalidades y, sin cuestionar el derecho que todo ciudadano tiene de acudir a los tribunales, hacer ver que esta debe ser la última ratio, el último recurso", ha remarcado el nuevo presidente del TSJC, que ha recordado en su discurso que Canarias es la comunidad con la tasa de litigiosidad más alta de España durante los últimos 5 años.

Según ha apuntado, en 2020, Canarias presentaba 154 asuntos por cada 1.000 habitantes, muy por encima de la media nacional (116), lo que ha señalado que se explica por la elevada población de hecho, pero pone de manifiesto "una preocupante tendencia en nuestra sociedad hacia la judicialización de los conflictos".

Lorenzo ha considerado que hasta que se creen los nuevos modelos organizativos deben crearse más servicios comunes, como los de notificaciones y embargos, e impulsar otras iniciativas, ya previstas por Sala de Gobierno.

Entre ellas, ha citado la separación de jurisdicciones en todos aquellos partidos en que resulte viable, o la comarcalización de los juzgados de violencia sobre la mujer, o la creación de juzgados especializados, como, por ejemplo, los dedicados a la protección de la infancia, por cierto, una experiencia pionera en España y que ha visto la luz en Las Palmas de Gran Canaria.

Lesmes ha dicho que son "grandes los retos" que presenta la Justicia en Canarias, pero ha resaltado, al igual que Lorenzo, el logro "extraordianario" que ha supuesto el juzgado especializado en la violencia contra la infancia y la adolescencia, creado el pasado mes de abril, y los Premios Justicia Eficaz concedidos por el CGPJ a los Juzgados de lo Social 3,7 y 10 de Las Palmas de Gran Canaria.

Ha mencionado también el premio "Justicia más accesible" del Juzgado Decano del partido judicial de Las Palmas de Gran Canaria.

El presidente del CGPJ en su discurso ha destacado la crisis provocada por la covid-19 dejó "patente" que "nuestro sistema de justicia ha demostrado, pese a las dificultades, que es un servicio público esencial en los momentos de mayor adversidad y que ha sabido actuar con verdadera eficacia en la resolución de conflictos".