EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias considera que no hay nada que justifique los incidentes ocurridos ayer en Tunte (Gran Canaria) por el traslado de inmigrantes y ha señalado que se trata de un episodio aislado "que se califica solo".

El portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez (PSOE), ha señalado, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, que no es aceptable el uso de la violencia física y ha insistido en que aunque se puede entender que a alguien le inquiete este traslado, no está justificado.

Ha recordado que no se ha producido ningún contagio de Covid 19 de personas que hayan llegado a Canarias en pateras o cayucos y ha destacado que desde hace meses, la Consejería de Sanidad adoptó la decisión de hacer PCR a todos los ocupantes de estas embarcaciones que llegaran a las islas.

En el caso de los migrantes trasladados a Tunte, Pérez ha indicado que se trata de un grupo pequeño, que no genera ningún problema y ha subrayado que hay cientos de migrantes que se encuentran alojados en varios municipios de Canarias sin que se registre problema alguno.

Pérez ha indicado que hay que poner en valor los movimientos de acogida y en concreto se ha referido a los menores no acompañados, cuya competencia es del Gobierno de Canarias. EFE