EFEValverde (El Hierro)

El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha apelado a la responsabilidad de las administraciones porque "hay gente que intenta aprovechar" la llegada de inmigrantes para "exacerbar sentimientos racistas y hacerlos llegar a la opinión pública, incluso con maldad".

Pestana ha realizado estas consideraciones durante una visita a El Hierro tras ser preguntado por los medios de comunicación por los incidentes registrados el miércoles en la localidad de Tunte, en Gran Canaria, donde algunos vecinos levantaron barricadas para impedir que se alojara a un grupo de inmigrantes en cuarentena (pero con test negativos) en la antigua residencia escolar del pueblo.

Al respecto, Pestana ha puntualizazo que la Delegación del Gobierno gestiona ese recurso de acogida "con carácter ordinario" y por lo tanto "no tienen que informar a ninguna autoridad sobre cuándo entran o salen inmigrantes", puesto que es una instalación habilitada como centro de acogida humanitaria de inmigrantes llegados por mar de forma irregular.

En el citado alojamiento de Tunte ingresaron 28 inmigrantes que no son positivos en covid-19, pero que tenían como compañeros de patera a otros que sí han contraído la enfermedad.

Ha subrayado Anselmo Pestana que es "muy fácil" exacerbar el racismo, como "se ha visto en Fuerteventura" hace solo unas semanas, tras la llegada de una neumática en la que 46 de sus ocupantes dieron positivo en las pruebas PCR. Con ocasión de esa noticia, ha recordado, se propagó el bulo de que se habían escapado y deambulaban por la isla.

"Era todo mentira para alarmar a la población y generar discordia", ha advertido el delegado, quien ha puntualizado que hasta ahora no ha habido en las islas ningún contagio de coronavirus a través de un inmigrante, cuando sí ha ocurrido al revés (en marzo, hubo varios inmigrantes retenidos en el CIE de Gran Canaria que se infectaron por contagios llegados de fuera).

Hasta la fecha han llegado a las costas canarias aproximadamente 130 inmigrantes que han resultado positivos y "se ha gestionado bien", puesto que con la ayuda del Gobierno de Canarias se realizan las pruebas PCR a todos nada más llegar y esto permite aislar, controlar y no asumir riesgos.

Además, ha continuado Pestana, todos los extranjeros que han dado positivo son asintomáticos y rápidamente superan la enfermedad, con lo que pasan a recursos ordinarios de protección.

Sobre esta cuestión, ha indicado que se trabaja en coordinación con el Ministerio de Migraciones para buscar infraestructuras en desuso, o sin un uso asignado, en Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura para tener una capacidad alojativa suficiente con la que evitar "esa tensión permanente" cada vez que llega una embarcación.

Hay buenas perspectivas de que se pueda lograr esa red estable de estructuras alojativas, ha apuntado el delegado del Gobierno, quien ha manifestado que se espera un incremento notable en la llegada de inmigrantes como es tradicional en el último período del año por la calma en el mar.

De hecho en el último cuatrimestre de 2019 llegaron unos 2.200 inmigrantes a las costas canarias y en los meses transcurridos de 2020 ha habido "un repunte" al aumentar en 5,5 veces la arribada de extranjeros por mar, un 454 por ciento más. EFE

1010832

gf-asd/jmr

(foto) (vídeo)