EFELas Palmas de Gran Canaria

El delegado del Gobierno en las islas, Anselmo Pestana, ha advertido este martes de que si se facilita el tránsito a la península a los inmigrantes africanos rescatados en Canarias más allá de casos puntuales de personas "vulnerables", "en lugar de llegar 3.000, van a llegar 30.000".

"¿Derivaciones? De eso no se habla, porque puede generar un efecto llamada, obviamente", ha señalado Pestana este martes, cuando se le ha preguntado por la posibilidad de trasladar a algunos de los inmigrantes que llevan meses en Canarias a recursos del resto de España para aliviar la situación de la red de acogida de las islas.

El delegado del Gobierno ha argumentado que, si se hace llegar a los países de origen de estas personas el mensaje de que Canarias va a ser "un puente" para llegar a la España peninsular o seguir camino hacia Europa, los flujos se pueden multiplicar.

Anselmo Pestana ha reconocido que sí ha habido algunos traslados en las últimas semanas, pero "solo de gente vulnerable"

"Creemos que no es un acierto estar con derivaciones a la península de forma masiva, porque eso genera un efecto llamada", ha insistido.

Canarias acaba de superar por primera vez desde 2008 los 3.000 inmigrantes llegados a sus costas en un solo ejercicio, pero aún está muy lejos de las cifras que registró en la llamada "crisis de los cayucos", en años como 2006, cuando más de 32.000 personas alcanzaron las islas en embarcaciones desde África Occidental. EFE