EFESanta Cruz de La Palma

El Colegio de Psicólogo de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con el Cabildo de La Palma y Naviera Armas, ha presentado el proyecto “Ponle Nombre” con el pretende crear un espacio de seguridad en las escuelas para que el alumnado de la isla pueda compartir sus experiencias a raíz de la erupción volcánica.

Los destinatarios serán niños y niñas de primaria y secundaria, especialmente en el Valle de Aridane donde se centrarán las actuaciones, y el objetivo será abrir canales de expresión, además de detectar las necesidades de los escolares de primera mano.

El proyecto tiene un plazo de ejecución que contempla de enero a junio de 2022 y cuenta con un equipo de trabajo de cinco psicólogos y dos personas en coordinación, con lo que según sus coordinadores, se aspira a llegar a alrededor de 3000 alumnos en la isla.

Durante este plazo el alumnado creará sus expresiones artísticas y se pondrá en común las propuestas de nombre al volcán de Cumbre Vieja para, en una fase final, compartir el trabajo realizado y los resultados obtenidos al resto de la población palmera.

Dácil Baute, una de las coordinadoras del proyecto y psicóloga, ha explicado que “ponerle nombre al volcán es solo una excusa para crear un espacio donde los niños hablen de las situaciones vividas y ponerse de acuerdo”.

Mariano Hernández Zapata ha agradecido el respaldo de las entidades colaboradoras y ha expresado que desde el Cabildo insular “queremos garantizar no solo un buen estado físico sino también emocional y de salud mental”.

Paulino Rivero, responsable de relaciones institucionales de Naviera Armas, ha declarado que esta compañía "quería contribuir en la reconstrucción de La Palma, y un ámbito que sabíamos que podía requerir apoyo es el de la salud mental infantil". EFE

lgm/spf

1012035