EFEDakar

Un total de 39 migrantes fueron rescatados en aguas de Senegal tras volcar un cayuco que viajaba a las Islas Canarias mientras maniobraba para evitar el abordaje de la Marina senegalesa, informaron las Fuerzas Armadas del país africano.

"En el marco de la lucha contra la emigración clandestina, la lancha patrullera Sangomar de la Marina senegalesa y la lancha patrullera de la Guardia Civil española interceptaron una embarcación de migrantes clandestinos a 5 kilómetros de la costa de Dakar", indicó la Dirección de Información y Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas (DIRPA) en un comunicado remitido hoy a Efe.

El accidente ocurrió durante la noche del 25 al 26 de octubre, alrededor de las 03:00 hora local (misma hora GMT), cuando "en la maniobra para escapar de su abordaje, el cayuco volcó después de una colisión con el barco patrulla", precisó la nota.

Tanto la lancha de la Marina senegalesa como la de la Guardia Civil española pudieron salvar a 39 personas que fueron trasladadas a Dakar, toda vez que "otros dos barcos patrulleros de la Marina se unieron a la zona para continuar la búsqueda de náufragos".

"La investigación en curso podrá determinar (...) el número exacto de personas" que había a bordo de la embarcación, agregó la DIRPA.

El suceso tuvo lugar después de que el pasado viernes otro cayuco que se dirigía también hacia las Islas Canarias sufriera una explosión por un fallo en el motor tras recorrer unas 25 millas náuticas (unos 46 kilómetros).

Un total de 51 personas fueron rescatadas por una patrulla española de la Armada y la Marina senegalesa.

Barcos de pescadores que se encontraban en la zona también rescataron gente, cuya cifra se desconoce, así como el número exacto de pasajeros que iban a bordo de la embarcación.

Según manifestó el presiente de Senegal, Macky Sall en su cuenta de Twitter el domingo, la tragedia "provocó la pérdida de más de diez jóvenes".

Según el alcalde de la ciudad senegalesa de Saint-Louis (norte), Mansour Faye, trece jóvenes de esta localidad habrían perdido la vida, informaron los medios locales.

El pasado día 6, la Guardia Civil, alertada por la Gendarmería senegalesa, interceptó en la costa de Senegal dos cayucos con 186 personas a bordo que intentaban alcanzar las Islas Canarias.

Fuentes de la Guardia Civil dijeron a Efe que está habiendo "muchos intentos" por todo el país de llegar a Europa, y al menos tres cayucos han alcanzado Canarias en los últimos meses.

En un comunicado, el Gobierno senegalés indicó que "observa con pesar el aumento de la inmigración clandestina por mar" y, tras interceptarse cinco embarcaciones entre el 7 y el 25 de octubre, anunció el refuerzo de las operaciones de vigilancia marina.

La Guardia Civil y la Policía española mantienen un dispositivo mixto en Senegal desde 2006, cuando Canarias se convirtió en el destino de miles de personas que partían en barcos tradicionales de pesca, principalmente, desde Senegal, Mauritania y Marruecos.

Es un dispositivo que sigue vigente porque, según declaró a Efe la Consejería de Interior de la Embajada de España en Senegal, tiene "un efecto disuasorio importante" y ha restado interés al uso de la ruta atlántica para llegar a Europa.

Se trata de una operación hispano-senegalesa de patrullas mixtas, que vigilan la costa con un helicóptero de la Policía y dos barcos de la Guardia Civil para controlar fronteras y flujos migratorios. EFE

mrgz/pa/jgb/pcr