EFELas Palmas De Gran Canaria

Solo el 8,6 % de todas las peticiones de protección internacional presentadas en 2020 en Canarias (342 de 3.983) las hicieron ciudadanos africanos, mientras que el 60 % corresponden a nacionales de Venezuela y Colombia, según ha destacado este viernes CEAR en la presentación de su informe anual.

Un documento que, en el análisis de un año pandémico especialmente convulso para la acogida e integración de las víctimas de desplazamientos forzosos por conflictos bélicos, persecuciones políticas y de otra índole y por catástrofes relacionadas con el cambio climático, se ha detenido en la emergencia humanitaria vivida en Canarias por la arribada en pateras y cayucos de 23.023 personas desde las costas de África.

En su nuevo informe, denominado "Las personas refugiadas en España y en Europa", cuya portada ilustra una imagen de inmigrantes hacinados en el puerto grancanario de Arguineguín captada por el colaborador de Efe en Canarias Quique Curbelo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado cifra en 539 las personas que perdieron la vida en la costa noroccidental africana en su intento por llegar a Canarias.

Una región que ha asistido a un drama humanitario motivado por la ausencia de vías legales y seguras para que las personas que necesitan protección internacional puedan acceder sin arriesgar sus vidas a la Unión Europea, ha recalcado el coordinador de la ONG en las islas, Juan Carlos Lorenzo, quien ha manifestado el pésame de la organización por la muerte de cuatro personas en un nuevo naufragio de una embarcación con inmigrantes, el ocurrido anoche en Órzola, al norte de Lanzarote.

Lorenzo ha afirmado que carece de sentido que, pese a que entre las 23.023 personas llegadas a Canarias el pasado año hubiera 4.000 malienses, sólo el 8,6 % de las peticiones de asilo presentadas corresponda a africanos, un hecho que ha relacionado con las dificultades y obstáculos que se han encontrado estas personas a la hora de acceder a ese derecho en un contexto de desbordamiento de las capacidades de acogida del archipiélago. EFE

pcr/jmr

(foto)