EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha dicho este viernes que las energías renovables en África "producen economía solidaria" y que ésta se traduce en "salvar vidas”, destaca un comunicado del Ejecutivo regional

Torres visitó el proyecto Clima-Risk promovido por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), que esta misma semana ha recibido el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad.

“Con solo 300 unidades de energía permite generar más de 2,5 millones de euros; es energía renovable que produce economía y que se traduce en salvar vidas”, subrayó el presidente canario.

En su visita a Pozo Izquierdo (Santa Lucía de Tirajana), Torres estuvo acompañado por la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias.

El presidente felicitó al ITC por este “proyecto modélico” de cooperación que promueve Canarias en países africanos como Mauritania, Senegal y Cabo Verde y que permite abordar los retos de sostenibilidad social y medioambiental del archipiélago y de su entorno.

“Estamos hablando de generar energía y agua, potabilizar en África, en el continente hermano, para poder dar también un fin social porque genera economía solidaria”, resaltó.

Torres hizo subrayó la importancia de este tipo de proyectos con países africanos para mejorar la situación de su población y evitar más pérdidas humanas por la migración.

“Ayer estaba en Lanzarote, la isla canaria que tuvo la primera potabilizadora en 1964, y vivíamos la dramática situación de los migrantes que llegaban a nuestra tierra desde el África hermana, y hoy veo en el ITC que esta es la manera de caminar para evitar todo ello”, agregó.

Durante el encuentro, que contó con el director de la Agencia Canaria de Innovación, Investigación y Sociedad de la Información, José Moya; el gerente del ITC, Gabriel Megías, y el coordinador del proyecto, Carlos Hernández, Torres conoció todos los detalles y accedió a los prototipos de contenedores Clima-Risk, una solución móvil para el suministro de electricidad, agua y frío de manera autónoma en zonas aisladas, gracias a la energía solar fotovoltaica.

Clima-Risk es el acrónimo de ‘Estrategias y Soluciones Tecnológicas para la Adaptación al Cambio Climático y la Prevención y Gestión de Riesgos en países de la Gran Vecindad’ y propone medidas, desde diferentes frentes, para fortalecer a los territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria donde se ven amenazados recursos básicos para la vida.

La nota recuerda que el proyecto se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que tienen el propósito de “no dejar a nadie atrás” y el compromiso de acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Clima-Risk se ejecuta a través de un consorcio encabezado por el ITC y cuenta como socios canarios con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Centro de Cooperación con África de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria.

Como participantes asociados están las Oficinas Técnicas de Cooperación, con las que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo está presente en Mauritania, Senegal y Cabo Verde.

También participan instituciones nacionales con competencias vinculadas a los objetivos de Clima-Risk en esos países, como la Oficina de Seguridad Alimentaria de Mauritania, el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria de Senegal y el Servicio Nacional de Protección Civil y Bomberos de Cabo Verde.

Para su ejecución hasta el año 2020, el proyecto Clima-Risk cuenta con un presupuesto de casi 2,5 millones de euros, que cofinancia en un 85 % por el Programa Interreg MAC 2014-2020, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.