EFELa Laguna (Tenerife)

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha garantizado este martes que "nadie tendrá que abandonar la isla que ama porque aparezca un volcán", ya que, ha subrayado, La Palma ha sufrido distintas erupciones a lo largo de su historia "y ha caído y se ha vuelto a levantar".

En declaraciones a los medios de comunicación antes de la apertura del curso académico en la Universidad de La Laguna, que hubo de posponerse en su momento debido a la erupción de La Palma, de la que hoy se cumple un mes, Ángel Víctor Torres ha señalado que "se han perdido muchas cosas, pero ayudaremos" para que la isla lo supere.

Canarias está formada por islas volcánicas y La Palma, en concreto ha, convivido con movimientos sísmicos y erupciones a lo largo de toda su historia, con registros documentados a partir del siglo XIV y, solo en los últimos 80 años, tres procesos eruptivos.

"La isla de La Palma ha caído y se ha levantado, ha vuelto un nuevo volcán y se volverá a levantar. Los palmeros y palmeras seguirán viviendo en su isla, nuestra 'Isla Bonita', que volverá a tener presente y futuro. En estos momentos tiene una tremenda pena, pero todos vamos a ayudar en su reconstrucción", ha continuado el presidente.

Respecto a quienes comparan la situación con la vivida grandes accidentes de otro tipo, Ángel Víctor Torres ha recordado esto es un fenómeno natural, un volcán, que es el que va a decir "cuándo acaba todo esto".

Al respecto, Torres ha indicado que el proceso eruptivo está provocando "días de dolor" en La Palma y transcurrido un mes desde la explosión del volcán, las previsiones iniciales apuntaban a unos 10 millones de metros cúbicos de magma y ahora se cuantifica en más de 110.000 millones.

"Es el volcán más violento que ha sufrido La Palma en toda su historia, pero estos días ha empezado a volver la normalidad educativa en los centros de los municipios afectados", ha recordado.

El presidente ha señalado que más de mil estudiantes palmeros estudian en la Universidad de La Laguna y desde el momento inicial de la erupción se pidió al Ministerio de Educación un plazo más amplio para presentar las solicitudes de beca, que se ha extendido hasta el 31 de diciembre, y que se flexibilicen algunas exigencias para su tramitación.

Además, Gobierno canario y ULL han arbitrado mecanismos para los estudiantes que han perdido su propiedad o tienen dificultades económicas derivadas de la erupción y, en concreto, el centro docente ha convocado ayudas por 3.000 euros a los alumnos que lo precisen.

Al respecto, Ángel Víctor Torres ha rememorado que cuando visitó el hotel de Fuencaliente junto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se encontró con una mujer llamada Jessica, que había perdido casa y huerta, y su marido el trabajo, pero que lo único que pidió es que sus dos hijos, alumnos de la ULL, pudiesen continuar sus estudios.

"Esa garantía la va a tener, así como cualquier estudiante que lo necesite", se ha comprometido el presidente de Canarias. EFE

asd/jmr

(foto)