EFESanta Cruz de Tenerife

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha reconocido este jueves que "no diría la verdad si no dijera que, lógicamente, hay cierta preocupación" por las salidas que se pueden producir durante el próximo fin de semana tras el final del toque de queda.

Pero, ha destacado el presidente de Canarias, hay que reconocer que la sociedad canaria tuvo el pasado fin de semana una actitud "modélica" y no hubo imágenes, como en otros lugares de España, de personas celebrando "no se sabe qué".

En rueda de prensa con motivo de la visita del ministro de Agricultura, Luis Planas, el presidente de Canarias ha reiterado que lo que hay que festejar es vencer al virus, y ha pedido que se actúe con responsabilidad y cumplir normas como que en las reuniones no puede haber más de 6 personas en las islas que están en nivel 2, y de 10 en el 1.

Ha señalado el presidente que en la tarde de este jueves se reunirá la junta de seguridad para arbitrar mecanismos de seguimiento de la situación, y se ha referido a la decisión de ampliar hasta las 24.00 horas la apertura de los establecimientos de restauración y bares.

En este punto ha enviado un mensaje para recordar que se está en el "camino de la recuperación" y si se continúa por él se eliminarán las restricciones, que, ha aseverado, sólo se repondrán si los resultados de contagios empeoran Ángel Víctor Torres ha declarado que Canarias debe caminar para que ninguna isla tenga que pasar a los niveles 3 y 4, y en este aspecto ha recordado que el Gobierno canario presentará este jueves un recurso de casación ante el Tribunal Supremo para que si eso sucede se pueda "cerrar" alguna isla. EFE

rdg/spf