EFELas Palmas de Gran Canaria

Una residente y un enfermero del Centro de Mayores Las Cabreras de Teguise, en Lanzarote, han dado positivo en las pruebas de detección del coronavirus, según ha confirmado este martes la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, a través de un comunicado.

La presidenta señala que, "lamentablemente", se ha producido una de las posibilidades que se contemplaron tras conocer que un médico de la plantilla del centro se había contagiado de coronavirus.

"La principal preocupación siempre ha sido proteger a nuestros mayores, a las personas más vulnerables y, por eso, desde el primer momento, ordené su traslado inmediato para evitar que continuaran en un entorno de riesgo, hasta que se procediera a una desinfección exhaustiva de las instalaciones y se acondicionaran habitaciones individuales que permitieran el máximo aislamiento”, subraya Corujo.

Dolores Corujo precisa que, antes de hacer pública esta información, la corporación ha contactado con las familias de todas las personas acogidas en la residencia porque considera que merecen conocer la situación de sus allegados de manera más directa.

Las familias han ido recibiendo a lo largo de este martes llamadas del equipo del Colegio de Psicología de Las Palmas, que colabora con el Cabildo de Lanzarote prestando apoyo a quienes puedan precisarlo.

Corujo destaca que ayer lunes un equipo de nivel 2 de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectó la Residencia Doctor Guzmán-Las Cabreras y que los militares estaban provistos de nebulizadores, capaces de proporcionar una desinfección mucho más potente que los equipos convencionales.

La presidenta del Cabildo recuerda que, desde que se detectó el pasado fin de semana un caso positivo de coronavirus a un médico de Las Cabreras, se trasladó de inmediato de todos los residentes al hotel Gloria Izaro.

Una vez realizada la desinfección del Centro por la UME, para este martes estaba previsto que sus usuarios fueran trasladados de uno en uno y con todas las garantías de seguridad hasta la residencia, donde permanecerían en habitaciones individuales. EFE