EFELas Palmas De Gran Canaria

Un seminario en la ULPGC sobre la singularidad fiscal de Canarias, donde han intervenido el presidente regional, Ángel Víctor Torres, y antecesores como Jerónimo Saavedra, Paulino Rivero o Fernando Clavijo, ha derivado en un debate sobre la urgencia de contar con un modelo económico sostenible y que ofrezca más oportunidades laborales a los residentes en las islas.

Durante unas tres horas, los responsables políticos del PSOE y CC han expuesto la historia y el presente del llamado fuero canario y han esbozado lo que, a juicio de cada uno, debe ser el futuro de los distintos instrumentos fiscales y económicos diseñados para tratar de compensar los déficit que se derivan de la lejanía e insularidad propias del archipiélago.

Todos han coincidido en que el Régimen Económico y Fiscal de Canarias no es "un capricho ni un privilegio" ni tampoco un paraguas que se pueda asimilar a "un paraíso fiscal", sino que responde a la necesidad de garantizar la igualdad de condiciones del tejido productivo de las islas y de sus habitantes respecto a los del resto del territorio continental del país.

Aunque las singularidades de esta región ultraperiférica de la UE están reconocidas en el artículo 349 del Tratado de Lisboa, de 2009, tanto Saavedra como Torres y Clavijo han recalcado los conflictos, 40 según el actual presidente regional, que Canarias ha tenido que entablar con el Estado español a cuenta de las bonificaciones fiscales que corresponde aplicar "en justicia" en las islas, ya que han sido -y temen que seguirán siéndolo- muy desconocidas por los responsables de los ministerios competentes de su consignación presupuestaria, "que siguen tratando como colonia" a esta región, ha aseverado Clavijo.

"Lo que no se conoce no se puede defender, a ustedes les toca defenderlo y mejorarlo. Esa batalla la van a tener que librar", ha interpelado el expresidente de CC al nutrido grupo de docentes y alumnos que ha asistido como público a este seminario.

Tras la perspectiva histórica aportada por Jerónimo Saavedra, que ha servido para inaugurar la sesión, Paulino Rivero ha querido ser "más didáctico" y ha expuesto a los estudiantes de Historia y Economía de la ULPGC sus respuestas a las preguntas de por qué necesita Canarias un REF, para qué ha servido y cuál debe ser su futuro, una exposición que ha culminado afirmando que el archipiélago "necesitará siempre" esta fiscalidad diferenciada, de ahí que les haya animado a trabajar para que "esté siempre al servicio del modelo productivo que necesiten las Islas".

El actual titular del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, ha incidido en que si no existieran los distintos mecanismos articulados en virtud del REF los residentes en las islas "pagarían mucho más" por servicios tan básicos como el agua de abasto, la energía o el transporte, al tiempo que ha recalcado que esta fiscalidad diferenciada "no es un arma de nadie", tal y como han demostrado en su defensa cerrada las distintas fuerzas políticas representadas en el Parlamento regional.

"El REF hay que defenderlo con absoluta fortaleza. Esto no es un paraíso turístico porque todo nos cuesta más, así que este logro hay que apartarlo de la lucha partidaria. Aunque se pierda la Presidencia de Canarias hay que defender este fuero", ha aseverado.

Ha sido en el turno de preguntas cuando ha surgido un debate a partir del planteamiento formulado por Paulino Rivero en su intervención inicial, donde ha recalcado que Canarias acoge a más población de la que puede absorber su economía para propiciar un crecimiento de dos dígitos, de ahí que, a su juicio, sea urgente "cerrar un acuerdo sobre qué futuro se quiere" para la región, un horizonte en el que, en su opinión, deben coexistir un turismo "mejorado y más competitivo" con proyectos de economía azul y verde.

Sobre los perjuicios que está causando a Canarias "el crecimiento poblacional desmedido", un asunto que Rivero ha recordado que planteó en 2014 y que llevó a que la Comisión Europea "acordara que en el ámbito público de las islas se puede favorecer la contratación de trabajadores locales" frente a los foráneos, dada la alta tasa de paro estructural que registra la región, "algo que no se está aplicando", Saavedra ha apelado a la necesidad de conocer bien la "historia económica" de las islas para recordar "fracasos" como el que supuso, en la segunda legislatura, la iniciativa de pagar el viaje a Fuerteventura a trabajadores para que cubrieran los puestos que demandaba el gran desarrollo que entonces el turismo en esa isla.

Una oferta que no resultó atractiva a residentes en las Islas y que sí atrajo a Fuerteventura a mucha mano de obra procedente de Extremadura y Galicia, ha rememorado el primer presidente de Canarias, quien ha considerado que la falta de competitividad que registra el mercado laboral canario responde, en buena medida, a la ausencia de una apuesta decidida por la I+D+I y al hecho de que la educación bilingüe no haya sido una prioridad.

Una carencia idiomática que también ha admitido Fernando Clavijo, quien ha recalcado que uno de los problemas con los que se toparon los proyectos de inmersión lingüística promovidos cuando fue presidente fue la falta de cualificación de los docentes que debían impartirlos.

Ángel Víctor Torres, que también ha admitido que en Canarias existe "un fracaso estructural educativo con los idiomas" y que ha estimado que "la formación es fundamental, pero hay que guiarla" hacia las demandas del sector productivo, ha resaltado que no todas las islas han ganado población en los últimos 27 años, ya que hay algunas, como La Palma, "que tienen a 60.000 habitantes fuera", o municipios grancanarios como Artenara o Valleseco "que se despoblaban" antes de la pandemia.

Jerónimo Saavedra, por su parte, ha subrayado que ningún Premio Nobel ha ofrecido aún "un modelo alternativo" y ha considerado que Canarias "tiene que abrir un debate sobre qué África debe haber en 2050 y qué quiere que ocurra en el Sahara, si prefiere una república a una monarquía musulmana pacífica y en vías de desarrollo", en referencia a Marruecos. EFE

pcr

(fotos)