EFELas Palmas de Gran Canaria

La actual pandemia de coronavirus exige que los grupos vulnerables, como mayores de 60 años, mujeres embarazadas, sanitarios y personas con alguna patología asociada, se vacunen contra la gripe para evitar complicaciones en caso de que contraigan la covid-19.

El presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, ha defendido este viernes en un encuentro con periodistas que la vacunación contra la gripe "siempre es importante, pero hay contextos en los que aumenta, como en el pandemia actual".

De manera habitual ya surgen complicaciones derivadas de la gripe, como ingresos en UCI y fallecimientos, pero la situación ahora es peor debido a la covid y, además, supondría una carga para el sistema sanitario, con la posibilidad de colapso, ha señalado el también jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

El objetivo es lograr que el 75 por ciento de los mayores de 60 años y del personal sanitario se vacune, lo que supone un aumento de unos 20 puntos frente a otros años, y llegar al 60 por ciento en el caso de personas con otras patologías.

"Es absolutamente necesario que la población vulnerable se vacune" y, con ese fin, la administración ha comprado más vacunas de las habituales para intentar llegar a todos los casos necesarios.

Canarias dispondrá de 320.000 dosis, 100.000 más que otros años, con un coste 1.750.000 euros, a las que se añadirán otras 50.000-60.000 dosis que aportará el Ministerio de Sanidad.

La campaña de vacunación empezará probablemente el 15 de octubre, y se hará con cita previa para evitar aglomeraciones y situaciones de riesgo en los centros sanitarios, ha anunciado el experto.

Antes de esa fecha, se prevé que los sanitarios y los mayores que viven en residencias ya estén vacunados.

A los mayores en residencias se les suministrará una vacuna especial, con mayor respuesta protectora, y la intención es que estén vacunados antes de que empiece formalmente la campaña.

"Todos los países europeos se han lanzado como locos a la compra de vacunas, por lo que no habrá ninguna disponible en las farmacias, estarán todas en el sector público, que deberá suministrar a otros sectores, como las mutuas", ha dicho García Rojas.

Las medidas de protección contra el coronavirus, como el uso de la mascarilla, el lavado de manos y la distancia social, frenarán previsiblemente los contagios de gripe, pero "a ello hay que unir la vacuna, que es especialmente protectora y aporta valor añadido".

Respecto a la evolución actual de la pandemia en Canarias, García Rojas cree que "empieza a haber indicadores positivos, se ha logrado un descenso en los contagios, pero estamos en una pandemia y eso quiere decir que la curva puede ser de goma y volver hacia arriba; no se puede bajar la guardia, el virus continúa".

En cuanto a cuándo podrá haber una vacuna contra la covid disponible, este experto no se atreve a aventurar una fecha, pero confía en que en el primer semestre de 2021 puedan comenzar las vacunaciones.

"Eso en el contexto del mundo que nos rodea, pero estamos en una pandemia y la vacunación debe extenderse a todo el mundo, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que será hacia 2022", ha destacado.

Además, "hará falta también una logística para la vacunación y establecer prioridades de a quién se vacunará en primer lugar". EFE