EFESanta Cruz de La Palma

Más de 4.500 alumnos y casi 600 profesores del Valle de Aridane, en La Palma, han vuelto este lunes a las aulas, aunque en Tazacorte las clases serán a partir de mañana por internet ante la previsión de que una de las coladas del volcán que se adentraron en el barrio de La Laguna acabe llegando al mar.

Las diferentes coladas han entrado en una fase de "estabilidad y lentitud", incluso la que hasta ahora se estaba mostrando más activa y que se encuentra a unos 160 metros del mar, que apenas avanza a unos dos metros por hora.

En el caso de que se precipite al océano y se comience a formar una nueva fajana habría un nuevo confinamiento en Tazacorte ante la previsión de emisión de gases contaminantes.

La otra colada que amenaza al centro de La Laguna, cuya población fue evacuada la semana pasada, está a unos 200-250 metros, pero la dirección que pudiera tomar, porque ahora está prácticamente "parada", sería hacia el suroeste y se acabaría uniendo con la que más ha avanzado hacia el mar.

La vuelta a las aulas ha transcurrido sin incidencias. Ha acudido el 90 % del alumnado matriculado en El Paso, Los Llanos y Tazacorte.

Más que el ruido del volcán, lo más molesto han sido las cenizas. Desde el primer día, los colegios han tenido que aplicar el protocolo de mala calidad del aire: todos los niños han permanecido confinados en las clases, con las ventanas selladas, y no han podido ir al recreo ni hacer educación física.

Y al salir de clase han ido provistos con mascarillas FFP2, gafas protectoras y gorras con viseras.

El otro punto de interés en este lunes ha estado en el aeropuerto de La Palma, donde la aerolínea Binter ha retomado por algunas horas su operativa, hasta que se ha visto obligada a cancelar los últimos cuatro vuelos que tenía programados por la presencia de ceniza en la pista.

En el marco institucional, la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, ha visitado hoy La Palma, donde ha concretado que 152 empresas con 758 trabajadores se han acogido a los ERTE específicos por la erupción volcánica.

Calviño también ha anunciado que el Consorcio de seguros abonará esta semana 6,5 millones de euros a 661 solicitudes de indemnización, 500 de ellas por daños en viviendas.

La también ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha avanzado adicionalmente que se reforzará la conectividad óptica por vía submarina y terrestre de las instalaciones del Instituto de Astrofísica en La Palma con una inversión de 40 millones de euros de fondos europeos.

También se impulsará la inversión en turismo y congresos y en particular Calviño se ha referido a la potenciación del sector audiovisual de Canarias y en concreto, de La Palma.

Además España va a proponer que la próxima reunión de ministros del área digital de la OCDE se celebre en Canarias en 2022.

Mientras, el volcán sigue sin dar síntomas de debilidad pese a una reducción de las emisiones de dióxido de azufre, por debajo del umbral de las 5.000 toneladas diarias según las emisiones realizadas ayer.

Se trata en todo caso de una valoración subestimada ante las dificultades técnicas para realizar las mediciones y muy lejos de las 100 toneladas a las que tendría que rebajarse para empezar a pensar en un remisión del proceso eruptivo.

La sismicidad asociada al mismo continúa activa con 61 terremotos registrados en un periodo de doce horas desde la pasada medianoche, cuando se registró uno de magnitud 4,6 en Mazo a 36 kilómetros de profundidad.

Se siguen sucediendo temblores sentidos por la población, en todo caso a profundidades que oscilan entre los 10 y los 37 kilómetros, y que los científicos desligan de la posible aparición de nuevos focos eruptivos alejados del que está activo en la zona de Cumbre Vieja.

EFE

jmor/jmr