EFEBelén Rodríguez Santa Cruz de Tenerife

La cantante y escritora Zahara publica el 10 de octubre "La teoría de los cuerpos", un libro que recoge poemas y relatos cortos en los que a través de teorías de álgebra habla de todo lo que piensa y siente.

Zahara (Úbeda, 1983), en una entrevista a Efe, ha comentado que una rama de las matemáticas que estudia las propiedades de los cuerpos denominada precisamente teoría de cuerpos le inspiró para escribir su tercer libro.

La artista, antes de participar en Tenerife en el foro "Enciende las redes" organizado por CajaCanarias Fundación, ha explicado que cuando leyó que, según esta teoría, un cuerpo es una entidad matemática para la cual la adición, sustracción, multiplicación y división están bien definidas entendió que estaban hablando de ella.

No solo de ella sino de lo que ha sentido cada vez que ha estado en contacto con una persona, ha odiado a alguien o, simplemente, ha echado de menos o ha sido rechazada.

El libro, publicado por la editorial Aguilar e incluido en la colección Verso&Cuento, está divido en tres partes, al igual que la teoría matemática.

En la primera, clausuras de un cuerpo, Zahara se desnuda para hablar de rupturas sentimentales; y en la segunda, extensión de un cuerpo, se refiere a la parte "metafísica de la vida", como son para ella las pérdidas y los sueños.

En la tercera y última, correspondencias de los cuerpos, aborda el amor, ha avanzado la escritora, quien ha admitido que se siente "fascinada" por la belleza que esconden las matemáticas, una ciencia que siempre odió.

"Todos los relatos intentan entender al ser humano, cómo somos y qué nos pasa", ha manifestado Zahara, quien cree que la teoría de matemática de los cuerpos, que describe que "dentro de los cuerpos hay muchos cuerpos encerrados", está ligada al alma.

La artista, considerada un referente de la música indie en España con cinco discos publicados, ha afirmado que este libro nace de las ganas que tenía de volver a escribir, después de publicar Trabajo, Piso, Pareja en 2017.

Sin embargo, ahora, tras el nacimiento de su primer hijo, no dispone de tanto tiempo como antes, por lo que volverse a "encerrar" cuatro meses con horario de oficina para concebir una novela le resultaba imposible.

Por ello, decidió convertir todas las ideas y notas que le surgían en los pocos huecos libres de los que dispone en un libro, en el que más de la mitad de los relatos y poemas son inéditos.

Entre ellos, se encuentran textos en los que basó las canciones del disco Santa, letras que tenía guardadas desde hacía tiempo en su ordenador y otros poemas que ya fueron publicados en el blog que la artista tuvo llamado "Las tardes de verano son para los chicos que comen pipas".