EFELas Palmas de Gran Canaria

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha decidido condenar a siete años de cárcel y cinco meses de prisión al fundador del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), al que considera el cabecilla de la trama ideada para saquear las cuentas del Ayuntamiento de Arrecife.

Según ha publicado el "Canarias 7" y "La Voz de Lanzarote", este fallo, correspondiente a la pieza del caso Unión relacionada con el cobro de comisiones para la financiación ilegal del PIL, es la primera condena por asociación ilícita por delitos de corrupción en Canarias y una de las pioneras en España.

La Audiencia ha condenado por estos hechos a una decena de personas y ha decidido absolver al empresario Juan Francisco Rosa y a la técnico municipal Elena Martín, hija del fundador del PIL.

Respecto a Dimas Martín, los magistrados Emilio Moya, Carlos Vielba y María Belén Sánchez le consideran responsable de cometer delitos de asociación ilícita y malversación con fraude y cohecho, entre otros, por lo que le condenan a pagar una multa de 223.400 euros.

Al exedil Antonio Machín, quien en la vista negó las acusaciones, le condenan a 8 años de prisión por cohecho y malversación y le imponen una multa de 95.000 euros.

Al exconcejal Antonio Becerra se le ha aplicado el atenuante de reconocimiento de los hechos y se le ha condenado a 4 años y 2 meses de cárcel por los delitos de asociación ilícita, cohecho, malversación, revelación de información privilegiada y fraude, por los que, además, se le ha impuesto una multa de 70.900 euros.

El antiguo interventor del Consitorio, Carlos Sáenz, que reconoció los hechos que se le imputaban durante el juicio, ha sido condenado por malversación y fraude a 3 años y 6 meses de prisión, y el funcionario Juan Rafael Arrocha, al que se le imputaba revelación de información privilegiada, deberá abonar una multa de 2.190 euros.

Los demás condenados en esta pieza del caso Unión son empresarios y un consultor que sacaron partido por las comisiones por servicios vinculados con el Ayuntamiento de Arrecife. A cuatro se les impone prisión, mientras que a un quinto se le condena a multa.

En la decisión tomada por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas se considera que varios de los condenados deberán abonar solidariamente 129.986,58 euros que se consideran defraudados al Ayuntamiento de Arrecife.

Estas cantidades de dinero quedan al margen de las sanciones económicas impuestas a buena parte de los condenados, que podrán presentar contra este fallo un recurso de casación. EFE