EFESanta Cruz de Tenerife

El viento, que podría alcanzar los 70 kilómetros por hora, impide que se pueda controlar el incendio forestal que se declaró el sábado en la cumbre de Gran Canaria y que sigue contenido y perimetrado.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha informado en rueda de prensa de que "el viento impide decir que el fuego está controlado" y que la evolución del fuego, que ha afectado a unas mil hectáreas, dependerá de las rachas de viento.

El presidente ha detallado que aunque durante la noche no podrán trabajar los medios aéreos, que se incorporarán cuando mañana haya luz, sí lo harán 230 operativos terrestres. EFE

brr/spf