EFEValladolid

La Consejería de Educación de Castilla y León ha articulado una nueva edición de los dos certámenes de lectura en público dirigidos a alumnos de quinto y sexto de educación primaria y a tercero de la ESO, en los que podrán participar todos los centros sostenidos con fondos públicos con un equipo en cada categoría como máximo.

El Boletín Oficial de Castilla y León, el Bocyl, publica este jueves la orden que regula este certamen de lectura en público, que parte de que "la lectura en voz alta sirve no sólo para que el alumno se exprese mejor, sino también para que adquiera el hábito y gusto por la lectura".

"La finalidad de la lectura expresiva es la comprensión y transmisión de ideas, sensaciones y emociones, dando pleno sentido a los signos escritos", recoge la Consejería en la convocatoria.

Podrán participar en el certamen los centros docentes sostenidos con fondos públicos de la Comunidad de Castilla y León, y cada uno de ellos podrá participar con un máximo de dos equipos, uno por cada una de las categorías reguladas en el artículo.

Y cada equipo estará compuesto por cinco alumnos o alumnas titulares y cinco suplentes que sustituirán a aquellos en el caso de que, por causas justificadas, no pudieran participar en alguna de las fases establecidas; con un profesor del centro participante como responsable de la preparación y presentación de cada equipo.

El certamen se articula en una fase de centro, otra provincial y otra autonómica.

Cada equipo leerá un fragmento u obra del género que determine la correspondiente convocatoria y de algún autor de la literatura universal de entre los determinados por la Consejería, que serán enviados previamente a los centros semifinalistas.

El jurado valorará la articulación y dicción, fluidez, ritmo y entonación, expresividad, volumen, adecuación del tiempo y distribución de los tiempos entre los miembros del equipo.

Los equipos ganadores en la fase provincial recibirán un diploma acreditativo, y los de la autonómica materiales educativos, con una distinción específica para el alumno que mejor haya leído.

La Consejería también busca que al acostumbrarse a leer en voz alta, los estudiantes se acostumbren a intervenir sin miedo ante el público, adquieran competencia oral delante de los demás y aprendan a escuchar. EFE