EFEValladolid

La exposición "Comuneros. 500 años", epicentro de los actos conmemorativos del V Centenario de la Guerra de las Comunidades de Castilla (1521-2021), ha cerrado sus puertas en Valladolid con 8.500 visitas durante los cinco meses en que ha permanecido abierta en la sede del parlamento autonómico.

Estas cifras, a pesar las limitaciones de aforo impuestas por la pandemia del coronavirus, "ratifican no sólo el gran trabajo realizado por la Fundación de Castilla y León, sino también la originalidad y el valor tanto del discurso de la exposición como de los tesoros que se han podido contemplar", ha afirmado este jueves el presidente de las Cortes regionales, Luis Fuentes.

Con el punto de inflexión del movimiento comunero y de su derrota en la batalla de Villalar (Valladolid), el 23 de abril de 1521, la exposición ha consistido en un relato sobre el paso del medievo a la modernidad en España, articulado a través de 150 piezas originales prestadas por museos e instituciones de referencia.

Una de las más admiradas por su peso simbólico, también por sus dimensiones y emplazamiento, ha sido el lienzo del pintor romántico del siglo XIX Antonio Gisbert con los comuneros en el patíbulo antes de ser decapitados, un óleo propiedad del Congreso de los Diputados cuyo desmontaje y embalaje ha presenciado este jueves Luis Fuentes.

Cerca de 350 visitas guiadas han explicado este recorrido histórico, político y social con piezas como las sentencias condenatorias de Padilla, Bravo y Maldonado, o la Ley Perpetua de Ávila (1520), un corpus normativo donde se acredita la independencia frente al rey de las Cortes como asamblea representativa de estamentos y ciudades.

Otros testimonios de referencia han sido la petición de los hijos de Juan Bravo para recuperar la casa de su padre después de ser confiscada y picados sus escudos, así como la partitura de la zarzuela que dedicó Gaztambide a los Comuneros en el siglo XIX, y el poemario de Luis López Álvarez (1972).

Entre las instituciones que han prestado fondos figuran la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Diputación de Toledo, Museo Nacional de Escultura, Museo Arqueológico, Museo Lázaro Galdiano, Fundación BBVA, Museo de las Ferias de Medina del Campo, el Alcázar de Segovia, el Museo del Ejército, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Patrimonio Nacional y las diócesis de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora.

A través de una nota informativa, el presidente de las Cortes de Castilla y León ha agradecido la colaboración de los cuarenta y cuatro museos, archivos, templos, bibliotecas, instituciones y colecciones públicas y privadas que han prestado documentos, partituras, armas e indumentaria, entre otros fondos.

La próxima cita de este programa conmemorativo tendrá lugar en Salamanca. el 2 de octubre, con el estreno de una ópera histórica escrita y dirigida por el bailarín y coreógrafo Ígor Escudero, punto de partida de una gira que, en colaboración con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL), recorrerá el resto de las capitales de la comunidad autónoma. EFE