EFEValladolid

Un total de cinco largometrajes y otros tantos cortos optarán a la Espiga Verde de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), un galardón para reconocer los valores medioambientales, han informado este miércoles fuentes de la organización del festival.

La Seminci dedicará parte de su programación a mostrar la relación y compromiso entre el cine y el cambio climático, una iniciativa que pretende poner de relieve la capacidad del séptimo arte para concienciar a los amantes del cine sobre los problemas medioambientales y contribuir a sensibilizarles sobre la necesidad de proteger el planeta frente al cambio climático.

Las películas que optan al premio Espiga Verde son "Apurímac. El Dios que habla", de Miguel Mato (Argentina); "Honeyland", de Tamara Kotevska y Ljubomir Stefanov (República de Macedonia del Norte); "The price of progress", de Víctor Luengo (España); "When tomatoes met wagner", de Marianna Economou (Grecia) y "Sanctuary" (Santuario), de Álvaro Longoria (España).

En cuanto a los cortos, los aspirantes abarcan "Burkinabe Bounty: Agroecology In Burkina Faso", de Iara Lee; "Mar urbano Lisboa" (Lisbon: Urban Sea), de José Vieira, Portugal; "Otras miradas, otras voces" (Other Glances, Other Voices), de Belén Santos; "Wantoks: Dance of Resilience in Melanesia" (Wantoks: danza de resiliencia en Melanesia), de Iara Lee; y "Scenes From a Dry City", de Simon Wood y François Verster.

Esta iniciativa, desarrollada desde la 60 edición, cuenta con el apoyo de Greenpeace, Asociación Estatal de Cine (AEC), la Universidad de Valladolid, Ecologistas en Acción y el Ayuntamiento de Valladolid a través de AquaVall. EFE

erbq