EFEBurgos

Los defensores universitarios de Castilla y León se suman a los cuatro rectores de las universidades públicas de la Comunidad en apoyo a la reivindicación de equiparación de los profesores contratados a tiempo completo con los profesores funcionarios, según fuentes de este colectivo.

Aunque los rectores llevan tiempo planteando a la Junta de Castilla y León la necesidad de una mayor dotación presupuestaria para atender esta petición, ahora se suman los defensores universitarios, a raíz de la petición de varios afectados de la Universidad de Valladolid.

Actualmente, los complementos de docencia e investigación se incrementan en función de la antigüedad para los funcionarios, pero la falta de fondos lleva a las universidades a solo poder abonar el primer quinqueno o sexenio en el caso de los contratados.

Los defensores universitarios se plantean incluso acudir al Procurador del Común para que actúe como intermediario para llevar esta reivindicación a la Junta de Castilla y León.

Antes de la reunión anual de los nueve defensores universitarios de Castilla y León, cinco de las privadas y cuatro de las públicas, la defensora universitaria de Valladolid, Milagros Alarcio, ha recordado que es un tema resuelto en otras comunidades.

Pese a que los cuatro rectores están de acuerdo en realizar esa equiparación, para afrontar su coste será necesario un incremento de la aportación que reciben de la Junta de Castilla y León.

El rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, que ha dado la bienvenida a los participantes en la reunión, ha asegurado que en su caso no se podría asumir la reivindicación de los profesores contratados, aunque le parece justa, por falta de fondos.

La Universidad de Burgos ha sido la última de la Comunidad que ha asumido el pago del primer sexenio a esos docentes porque no ha dispuesto de la capacidad económica suficiente para afrontarlo hasta este mismo año.

Por su parte, la defensora universitaria de Burgos, Julia Arcos, ha asegurado que, aunque sin poder ejecutivo, los defensores universitarios son "una figura aceptada por la comunidad universitaria, cuyas recomendaciones suelen ser atendidas".

Ha detallado que, aunque atienden los derechos de toda la comunidad universitaria, quienes más acuden a los defensores son los alumnos, en la mayor parte de los casos para expresar su inconformidad con alguna calificación o con métodos de evaluación. EFE