EFEValladolid

El Archivo General de Simancas (Valladolid) ha recibido los fondos bibliográficos y documentales, así como el archivo personal del profesor José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano, catedrático de Historia Moderna en la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia de la Historia.

Según ha informado el Ministerio de Cultura y Deporte este martes en un comunicado, el ingreso de estos fondos del nieto, tanto del expresidente de la República Niceto Alcalá-Zamora como del general Gonzalo Queipo de Llano, es fruto de la decisión de sus hijas, Elvira y Laura.

Asimismo, también ha llegado al Archivo General de Simancas la primera parte de la colección de armas originales y copias de armas históricas del catedrático, que próximamente será completada con el resto de sus piezas.

El ingreso de este legado es fruto de la decisión de sus hijas, quienes suscribieron el 11 de noviembre de 2019 un contrato de comodato con el entonces director general de Bellas Artes para que esos fondos y objetos se depositaran en Simancas o en el archivo adscrito a la Subdirección General de los Archivos Estatales que se considerase más adecuado para albergar el legado cultural de su padre.

En total, son 40 cajas de documentos manuscritos y mecanografiados que ocupan 914 metros lineales y cuenta con un número superior a las 34.000 monografías de obras especializadas en las materias de interés del académico, la mayoría relativas a estudios y publicaciones especializadas sobre el Antiguo Régimen.

UNA CONSTITUCIÓN DE SU ABUELO, PRESIDENTE DURANTE LA II REPÚBLICA

En los fondos se ha hallado un pequeño número de documentos de su abuelo, el presidente durante la Segunda República Niceto Alcalá-Zamora, entre los que se ha identificado el ejemplar de la Constitución republicana que llevaba diariamente en su chaqueta mientras ocupó la jefatura del Estado.

También se ha localizado un bloque de correspondencia con el arzobispo de Tarragona, el cardenal Francisco Vidal y Barraquer, cartas de pésame a su hijo y familiares de los políticos socialistas Juan Negrín e Indalecio Prieto con motivo su fallecimiento y otra serie de cartas familiares, así como fotografías de su exilio.

El legado incluye asimismo el archivo personal del padre de José Alcalá-Zamora, el catedrático de Derecho Procesal Niceto Alcalá-Zamora del Castillo, identificado al realizar los trabajos de embalaje de los fondos cedidos por sus nietas para su conservación en Simancas, en el que se localizan buena parte de los manuscritos de su producción jurídica, así como una importante colección de fotografías de actos protagonizados por la colonia de intelectuales españoles en México y por sus discípulos.

Más de 70.000 títulos de bibliografía especializada que será acondicionados especialmente en el edificio anexo al archivo durante el año 2021. EFE

aam