EFEValladolid

Una edición ilustrada de "Las ratas" (1962) y un estudio sobre las monjas heterodoxas que incluyó Miguel Delibes en "El hereje" (1998), dedicará el Ayuntamiento de Valladolid al novelista con motivo de la celebración, este año, del centenario de su nacimiento.

Las ilustraciones llevan la firma del pintor, dibujante y editor de poesía José Noriega (El Gato gris), son dieciocho xilografías y reflejan en clave de abstracción la atmósfera asfixiante que al artista le sugiere la lectura de "Las ratas", con la que Miguel Delibes obtuvo el Premio de la Crítica en Narrativa Castellana.

La presentación se realizará en octubre, en torno al 17 de octubre, fecha exacta del centenario del nacimiento del novelista y académico fallecido en 2010, una demora obligada por el estado de alarma, ya que la puesta de largo estaba prevista para la Feria del libro de Valladolid, esta primavera.

A esta edición ilustrada, no venal y con una tirada de 250 ejemplares, se une la coedición junto a la Universidad de Valladolid de "Mujeres herejes en Valladolid", una investigación sobre el foco heterodoxo vinculado al convento de Belén en Valladolid, que Delibes reflejó en "El hereje", y que firman el teólogo Manuel González y la profesora Asunción Esteban.

"La producción durante el confinamiento no ha parado, tan sólo las presentaciones previstas en la Feria del Libro, que han sido pospuestas a septiembre, pero las cosas están hechas y preparadas", ha explicado este viernes a Efe Paz Altés, directora del Centro de Publicaciones del Ayuntamiento de Valladolid.

Otras novedades editoriales pendientes de presentación son "Miradas del pasado", del etnógrafo y musicólogo Joaquín Díaz, y una reimpresión de "Mil amaneceres", la obra con que el dramaturgo José Luis Alonso de Santos obtuvo el pasado febrero el 18º Premio de la Crítica de Castilla y León, exaequo con el leonés Pablo Andrés Escapa ("Fábrica de prodigios").

Completa este elenco de novedades el volumen titulado "Estudios de arte y sociedad", del historiador del arte Jesús Urrea.

"El problema del sector editorial, con la crisis del coronavirus, no es la confección de los libros, algo que se puede hacer a través de las nuevas tecnologías, sino el su comercialización hasta ver la dinámica de las librerías, por una parte, y por otra el contacto con el público en las presentaciones, firmas, encuentros, conferencias y lecturas colectivas, que es lo que habrá que rediseñar ahora", ha apuntado Altés. EFE