EFEValladolid

"Las bodas de Olmedo", una creación a partir de "El Caballero de Olmedo", de Lope de Vega, y "Bodas de sangre", de Federico García Lorca, permitirán brillar a los jóvenes actores de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León (ESADCyL) y difundir la riqueza textual, durante la apertura de Olmedo Clásico.

Porque han sido estas dos premisas: que los actores tengan el protagonismo absoluto sobre el escenario y que hagan valer la gran riqueza lingüística de ambas piezas, las que han cimentado la versión llevada a cabo por Javier Hernando y por Pepa Pedroche, en la que se aúnan la tragedia y la pasión.

Supone el trabajo final de los alumnos de la ESADCyL que, gracias a esta iniciativa, "no van a dar un salto al vacío" tras terminar sus estudios y poder comenzar sus trayectorias artísticas, sino que contarán con un proyecto para apuntillar su formación, con el público como evaluador de su labor.

En una entrevista a Efe, Pepa Pedroche ha señalado que "la formación es necesaria para los actores, pero también es fundamental que reconozcan las herramientas profesionales y reciban diferentes miradas que les proporcionen buenas armas para afrontar el paso a la exhibición al público".

Diez actores y actrices se enfrentarán a los amantes del teatro clásico en la primera jornada del festival olmedano, que cumple su decimocuarta edición, en "Clásicos en víspera", con dos mundos distantes en el tiempo, pero cercanos en su visión trágica de lo humano, y versados en el sufrimiento, el deseo o la frustración.

Poder formar parte del programa del certamen supone un importante impulso para las jóvenes promesas de las artes escénicas, porque además Olmedo se ha convertido, en poco tiempo, "en un referente absoluto" del teatro clásico, gracias a la gestión "bicéfala" realizada por Germán Vega y Benjamín Sevilla.

Según ha advertido Pedroche, vinculada al certamen olmedano desde sus inicios, el éxito del mismo se debe a que "tienen cabida todo tipo de propuestas en lo que respecta a los espectáculos, que se complementan con jornadas y encuentros con estudiosos, lo que enriquece al teatro clásico".

En su opinión, tener una mentalidad abierta a las nuevas ideas, a proyectos diferentes, es determinante para que el teatro siga floreciendo, para reivindicar su papel relevante a la hora de saciar la necesidad de comunicación que tiene el hombre, pero para ello debe contar con los apoyos necesarios.

Al respecto, ha indicado que "la cultura debe ser impulsada por las instituciones, no solo económicamente, sino también buscando nuevas opciones y aportando armas para que puedan desarrollarse y para hacer que las artes tengan el lugar que merece en la sociedad".

Pedroche no solo ha versionado este trabajo que servirá para abrir el telón de "Olmedo Clásico", sino también el que pondrá en escena la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico el lunes 15 de julio, con la obra "Préstame las palabras", basada en textos de Calderón de la Barca y Lope de Vega.

Se trata de una nueva línea de trabajo que también protagonizan las promesas del teatro y cuyo objetivo es acercar las artes escénicas a los más jóvenes, para garantizar su futuro y comenzar a sembrar la semilla para asegurar un público fiel que aprenda a valorar las voces de los clásicos desde temprana edad.

El Siglo de Oro español es un patrimonio fundamental de la cultura española, pero cuenta, en muchas ocasiones, con textos complejos que pueden alejar a los más jóvenes y, gracias a acciones como las que lidera la CNTC, se rompen esas barreras, a través de la música, de la belleza de las palabras y de los sentimientos. EFE