EFEBurgos

El Grupo de Teatro Tierra de Lara vuelve a subirse al escenario del Monasterio de San Pedro de Arlanza (Burgos) para representar 'El Conde Fernán González', tragicomedia de Lope de Vega que narra cómo Castilla consiguió independizarse del Reino de León gracias al saber hacer del conde castellano.

Medio centenar de personas, entre actores, figurantes y el grupo de danzas, participarán en esta representación teatral, que se podrá disfrutar esta noche y la de mañana sábado.

'El Conde Fernán González' cumple seis años sobre el escenario del Monasterio de San Pedro de Arlanza, en Hortigüela (Burgos), ha recordado a Efe Ana García, del Grupo de Teatro Tierra de Lara.

La iniciativa surgió con el objetivo de poner en valor el cenobio burgalés, en el 1.100 aniversario de su fundación, y exigir una mayor inversión en su recuperación, pues se encuentra casi en ruinas.

Se basa en la tragicomedia homónima de Lope de Vega y narra la vida de Fernán González, comenzando por su encuentro con el monje Pelayo, quien le pronostica su victoria sobre los moros.

El conde vence a Almanzor y se lleva con él un caballo y un azor, de los que, cuenta la leyenda, se encaprichó el rey de León, y que acabaron siendo moneda de cambio para la independencia de Castilla.

La representación recrea varios escenarios, en Castilla, Navarra, León, la Corte y la prisión, y los episodios se suceden con cierta rapidez, ha reconocido García.

Además, se cuenta con dos personajes extra, Leyenda e Historia, que se encargan de explicar al espectador qué aspectos de la vida de Fernán González son históricos y cuáles parte de la leyenda.

Para la sexta edición se ha incorporado una escena nueva, pues se ha recuperado un antiguo pasaje de la tragicomedia de Lope de Vega que quedó fuera en un principio por considerarse "complicado".

Ahora el Grupo de Teatro Tierra de Lara tiene más tablas y se ve capaz de representarlo, ha asegurado Ana García, quien explica que también se ha renovado parte del vestuario este 2017.

La representación tiene un coste aproximado de 12.000 euros, que se financia con las entradas (a ocho euros), patrocinios y una ayuda de la Diputación de Burgos, que en 2016 fue de 12.000 euros.

El aforo para cada una de las sesiones, que arrancan a las 22:30, es de 500 plazas, y se han habilitado autobuses desde Covarrubias, Hortigüela y Burgos pues el acceso al monasterio estará cerrado. EFE