EFEMadrid

El Consejo Escolar del Estado ha recomendado a los ministerios de Educación y Universidades, a las administraciones educativas y a las universidades que la prueba de acceso a la Universidad, ahora conocida como EBAU, responda a la exigencia de la "equidad" y ello se debata de cara a la nueva ley.

Lo ha acordado este martes el máximo órgano consultivo del Gobierno en materia educativa en el informe que ha realizado sobre el proyecto de orden del Ministerio de Educación para la EBAU de este curso, han informado a Efe fuentes próximas al Consejo, que se ha reunido en Comisión Permanente.

"Sería fundamental que futuras pruebas tengan las exigencias de fiabilidad y validez imprescindibles para garantizar que el procedimiento de acceso a la universidad responda a los más estrictos planteamientos de rigor científico y de respeto a la igualdad de oportunidades", sostiene el Consejo Escolar del Estado en su texto.

Por ello, el Consejo Escolar del Estado "recomienda a los Ministerios responsables, a las Administraciones Educativas y a las Universidades que incluyan, en el marco de debate sobre la nueva ley educativa, la elaboración de unas directrices para el acceso a la universidad que respondan a las exigencias sociales de rigor, calidad y equidad".

El pasado junio, ante las críticas de estudiantes y algunas comunidades autónomas, como Castilla y León, sobre la desigualdad entre comunidades en la dificultad de las preguntas de la anteriormente conocida como Selectividad, la ministra de Educación, Isabel Celaá, comentó que se iba a formar un grupo de trabajo para estudiar el asunto.

Celaá reconoció que se habían observado "algunas incidencias" en las pruebas que remarcan "algunas dificultades diferentes" por comunidades, en concreto a la hora de puntuar negativamente o no las faltas de ortografía en una prueba.

Sin embargo, dijo que no había "ningún tipo de alarma" por las diferencias en la EBAU.

La polémica se desató especialmente por la prueba de Matemáticas II en la Comunidad Valenciana y que llevó a una recogida de firmas en la plataforma ciudadana change.org.

Además, varios estudiantes de entre 17 y 19 años entregaron al Ministerio cerca de 180.000 firmas pidiendo un único examen para todas las comunidades de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad.

Las mismas fuentes consultadas han señalado asimismo que Educación está dispuesta, tal y como también pide la comunidad educativa, a que se regule con antelación estas pruebas para que a principio de curso los alumnos sepan las características y fechas de una prueba que solo deben hacer aquellos que quieren acceder a la Universidad.

Según el proyecto de orden de Educación, la EBAU no tiene este año cambios significativos respecto al anterior y deberá realizarse antes del 18 de junio y sus resultados ser conocidos antes del día 26 de ese mes.

Las pruebas extraordinarias, es decir la segunda oportunidad para aprobar la EBAU, serán antes del 10 de julio o del 16 de septiembre, dependiendo si se celebra en un mes u en otro en las distintas comunidades autónomas.

La calificación se sigue calculando entre el 40 % del resultado de la prueba y el 60 % de la calificación final de la etapa.

Las administraciones educativas podrán establecer cuestionarios de contexto para elaborar indicadores comunes de centro. Serán, en todo caso, anónimos. EFE