EFEZamora

El derribo de un edificio ubicado en la avenida de la Feria de Zamora, que ha comenzado este lunes, permite despejar de edificaciones que obstaculicen su visión otros 21 metros lineales de la muralla medieval de la ciudad y habilitar un nuevo espacio ajardinado de 450 metros cuadrados.

Esta actuación, a cuyo inicio ha asistido el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y la concejala de Seguridad Ciudadana, Concha Rosales, se enmarca dentro del proceso de liberación de la fortaleza medieval, en la que está previsto avanzar en los próximos meses, según ha informado el Consistorio zamorano en un comunicado.

Las previsiones es que al derribo del número 37 de la avenida de la Feria iniciado este lunes se sumen en dos o tres meses los de los edificios de los números 39 y 41.

El edificio que se ha comenzado a derribar tenía una superficie construida de 709 metros cuadrados distribuidos en dos alturas, con locales comerciales en la planta baja, vivienda en la plata superior, una nave en la parte posterior y un pequeño sótano en el subsuelo.

El importe de las expropiaciones de este edificio ha ascendido a unos 250.000 euros, a los que se suma el coste de la demolición, que asciende a unos 90.000 euros.

El proyecto de demolición incluye también la gestión de los residuos generados "de forma eficiente y sostenible, y en condiciones de seguridad para los trabajadores y transeúntes", ha resaltado el alcalde.

A esta actuación hay que sumar el derribo previsto de otros cuatro edificios de la avenida de la Feria a lo largo de los próximos meses, con lo que en septiembre u octubre habrá quedado despejado la mayor parte del tramo de la muralla medieval entre la Puerta de la Feria y la bajada de San Martín.

Francisco Guarido ha pedido que el Ministerio de Cultura, como propietario de la muralla en ese tramo, acometa cuanto antes su rehabilitación en esa zona sin esperar a que se redacte el nuevo plan director de la muralla. EFE