EFEValladolid

El Pole Dance, una disciplina artística emergente cuyo origen en la India se remonta a más de cinco siglos, centrará el espectáculo musical "On" que un grupo de actores y cantantes estrenará el 18 de diciembre en Valladolid (Teatro Zorrilla) bajo la dirección de Ivana La Piana y Eduardo Kilez.

Destreza, habilidad, técnica y equilibrio, así como una férrea disciplina, condensa esta modalidad acrobática que, además de una gran exigencia física, también reclama una fortaleza espiritual, ha explicado este viernes a Efe la actriz y bailarina La Piana, una de las protagonistas de este musical, un género escénico en alza.

"Los musicales van enganchando cada vez más en España pese a gozar de una mayor tradición en países como Estados Unidos (Broadway) y Reino Unido", ha explicado La Piana, directora de la Escuela Pole Dance Valladolid cuyo alumnado protagonizará "On" no sólo para reivindicar esta modalidad, sino también para demostrar sus progresos académicos.

La disyuntiva entre el amor y la pasión por el Pole Dance que siente la protagonista (Molly) es el hilo conductor de un relato ideado por La Piana y Kilez que, además de intérpretes, son periodistas y presentadores en la cadena Radio Televisión Castilla y León (RTVCYL).

Tres actores y treinta y ocho bailarines y bailarinas de la Escuela Pole Dance Valladolid configuran el elenco de un musical que ya ha vendido todas las entradas para el único pase previsto, "aunque tenemos pensado recorrer algún escenario de la provincia con un grupo algo más reducido", ha apuntado la directora y coreógrafa.

Durante una hora y media, aproximadamente, todos ellos se desplegarán por el escenario del Teatro Zorrilla para compartir un relato "inspirado en algunos de los musicales más emblemáticos de los años 70 y 80, en cierto modo como un homenaje a todos ellos y a una época", ha añadido.

"Grease", "Aladine", "Mamma Mía", "Queen" y "Priscilla" son algunos de esos espectáculos con música "muy animada y alegre" pero no exentos, en algún caso, de "un cierto toque romántico", ha apostillado.

"Ha sido un trabajo muy largo, duro y sacrificado de seis meses, en horas libres y sobre todo los fines de semana por parte de los alumnos que han respondido magníficamente a lo largo de todos los ensayos, especialmente teniendo en cuenta que son aficionados", ha subrayado La Piana.

Acerca del Pole Dance, que ella ha introducido en Valladolid a través de su escuela, ha reivindicado una disciplina que puede comenzar a practicarse a partir de los seis años de edad, "aunque nosotros preferimos hacerlo cuando los niños y niñas estén desarrollados, desde los doce años".

"A partir de ahí, hasta que el cuerpo aguante", ha concluido Ivana La Piana, de origen italiano. EFE