EFESoria

El Museo Numantino ha estrenado hoy la proyección de "Negro y Luz", un ensayo fílmico y fotográfico de las salas y pinturas del Museo del Prado realizado por Álvaro Perdices, como homenaje al bicentenario de la pinacoteca, que se celebra este año.

Al estreno han asistido el director adjunto del Museo del Prado, Andrés Ubeda, y el propio director del ensayo, Álvaro Perdices, quienes han explicado el valor de este ensayo a estudiantes de las Enseñanzas Artísticas Superiores de Diseño Gráfico de Soria,.

El director adjunto del Museo del Prado ha resaltado a los periodistas que la pinacoteca es el "museo por ley de todos los españoles y por vocación a todos los que les gusta el arte en su conjunto".

Además ha señalado que están recibiendo de diferentes puntos de España muestras de apoyo muy gratificantes, desde Gerona hasta Melilla y "desde lugares considerados ahora mismo problemáticos para la identidad nacional, como puede ser la Universidad de Barcelona, que hará su propio homenaje al Museo del Prado".

Ubeda, que ha manifestado que el Museo del Prado es un factor de cohesión, ha apuntado que la proyección se verá antes en el Museo Numantino que en el propio Museo del Prado, donde se exhibirá de junio a agosto.

El director adjunto del Museo del Prado ha resaltado que Álvaro Perdices es un artista que requiere un esfuerzo considerable para profundizar en su trabajo, "que tiene conciencia histórica", lo que no sucede en todos los artistas contemporáneos.

Por su parte, Álvaro Perdices ha declarado a los periodistas que la filmación surgió de su propia vinculación al Museo del Prado, en el que trabajó durante siete años como coordinador de exposiciones y de haber convivido con las obras.

"Es un proyecto que plantea una relación íntima, a partir de casi una ausencia lumínica", ha explicado.

Perdices ha apuntado que la filmación plantea el encuentro entre el artista y las obras, "casi hipnótico y sensual".

"Negro y luz" se proyectará en la sala central del Museo Numantino, especialmente habilitada para ello, los días 21 y 28 de marzo en dos sesiones de acceso libre.

La película tiene una duración de dos horas y 25 minutos, considerando este tiempo el dedicado a una visita al Museo.

La noche, la sucesión de la grabación de las pinturas y las salas inducen a una contemplación lenta y ensimismada del Museo y sus obras.

Debido a su duración y a las propias características de la película, se podrá ver completa o de un modo personal y libre en fragmentos de tiempo en visitas sucesivas.

Por su parte, la directora del Museo Numantino, Mariam Arlegui, ha señalado que quieren reconocer la importancia del Museo del Prado en la cultura española.

"Sin duda si no existiese el Museo del Prado, la cultura española sería mucho más pobre", ha resaltado.

El Museo Nacional del Prado celebra este año su Bicentenario, tras abrir sus puertas el 19 de noviembre de 1819, en el reinado de Fernando VII, como Real Museo de Pintura y Escultura.

Su transformación de Museo Real a Museo Nacional del Prado se produjo como consecuencia de la Revolución Gloriosa de 1868.

La trayectoria del Museo Nacional del Prado ha sido de un enriquecimiento progresivo, no solo de las colecciones que conserva sino también de la investigación sobre ellas, trabajo oculto en ocasiones pero imprescindible para un conocimiento más profundo de nuestra historia a través del arte.EFE