EFEValladolid

La estética rock de los años 80 ha impregnado este domingo a los personajes de la obra de Lope de Vega "El perro del hortelano", en una original versión llevada a la escena del Festival "Olmedo Clásico" por la compañía "Hilanderas Producciones", bajo la dirección de Alberto Gómez.

Cuatro actores han mostrado su polivalencia al representar varios personajes de este clásico de Lope, cuyo texto han tratado de respetar al máximo, pero al que han dado un toque moderno y fresco para acercar el teatro del Siglo de Oro a los más jóvenes, dentro de la última jornada del festival que acoge el municipio vallisoletano de Olmedo.

La energía envuelve la trama de una pieza muy conocida del dramaturgo español y, además, es potenciada por la música de los años 80, con especial protagonismo para Bonnie Tyler o Metallica, pero en la que también tiene cabida "El Junco", lo que ha sorprendido al público que ha llenado el Centro de Artes Escénicas San Pedro de Olmedo.

Gómez se ha embarcado en su primer trabajo como director para conducir a algunos de los que han sido sus alumnos en La Lavandería Escuela de Teatro y ha querido hacerlo adaptando la obra de Lope a una época más actual, con una "apuesta arriesgada" que ha tenido cabida en el apartado "De aperitivo, un clásico", en Olmedo.

Es un espacio creado para dar voz, precisamente, a nuevos formatos, a innovaciones, a ideas diferentes que tratan de contribuir a ampliar el horizonte de los clásicos y que no siempre resultan del agrado del público aunque, en este caso, ha mostrado su beneplácito.

Según ha explicado a Efe Gómez, tras finalizar la representación y departir con el público, "supone un orgullo poder encontrar un sitio en un festival como el de Olmedo, en el que se ensalza el teatro clásico pero también se da la oportunidad de presentar sus trabajos a compañías de reciente creación".

El por qué decidió ambientar "El perro del hortelano" en los años 80 se responde con un "por qué no", ya que los miembros de "Hilanderas producciones" tenían claro que deseaban poner en escena un clásico, pero son muchas las compañías dedicadas a ello y se hacía necesario aportar "un valor añadido distinto".

Así, Pablo Blasco, José García Aguilar, Irina Gimeno y Patricia Gutiérrez, se pusieron bajo la batuta de Alberto Gómez para dar vida a ocho personajes bajo un prisma inédito, con una inconfundible estética rock ochentera, ropa de cuero, botas con tachuelas, pelo cardado y de colores, y el ambiente de la "noche madrileña".

Los celos, el deseo, el clasismo y la dignidad de la obra de Lope, que mantienen su vigencia a lo largo del tiempo, han cobrado aún mayor actualidad de la mano de esta propuesta valiente y atrevida que busca dar una vuelta de tuerca a los clásicos y reclamar más protagonismo para la creatividad. EFE

1010588

mim/orv

(foto)