EFEValladolid

El sector cultural de Castilla y León prevé perder el 36,5% de sus ingresos en 2020 y solo el 13% cree que recuperará en 2021 el nivel previo, según el informe realizado por la Fundación Jesús Pereda, de CCOO de Castilla y León, que ha sido presentado este jueves.

Además, a raiz de la crisis provocada por la aparición de la pandemia, "el 28% del sector privado y el 16% del público, están en riesgo de desaparecer si no reciben ayudas de las Administraciones" que, tal y como recoge este estudio, "han despreciado al sector en los últimos años".

Así lo ha advertido el presidente de la Fundación Jesús Pereda y secretario de Cultura y Movimientos Sociales de CCOO de Castilla y León, Ignacio Fernández, quien considera que estos diez últimos años "han sido una década perdida" para la cultura "como sector productivo".

En este sentido, ha indicado que "en las anteriores crisis de 2008 y 2010, la cultura fue decapitada, en cuanto a presupuestos y a iniciativas, y ya no ha vuelto a su ser porque, si bien en los últimos años se ha visto un pequeño repunte, con la aparición de esta nueva crisis derivada de la pandemia, se va a vivir una situación terrible".

Curiosamente, tal y como ha explicado, "frente al papel vital que han tenido las expresiones culturales durante el confinamiento, a través de diferentes productos y plataformas, en la desescalada y la nueva normalidad la cultura ha vuelto a ser menospreciada, con unas medidas que han hecho de ella algo prescindible".

Ignacio Fernández ha criticado esta situación, haciendo hincapié en la importancia de un sector "que aporta el mismo porcentaje del PIB nacional que la agricultura, la ganadería y la pesca -un 3,3%-" y que además "encierra un potencial tremendo en esta comunidad, como producción, consumo y movimiento de gentes".

Desde 2011 a 2019, según muestran los gráficos realizados por el técnico de CCOO Ángel Garrido, "el empleo cultural en Castilla y León cayó un 11,5%, pasando de 26.100 a 23.100, mientras que en España creció un 17,3%" y en cuanto al gasto liquidado por la administración autonómica, "ha caído un 53,8%".

Una de las conclusiones del informe es que "urge la creación de una Mesa de la Cultura, que al menos garantice una interlocución estable entre las partes y que deje atrás para siempre el simbólico e ineficaz Consejo para las Políticas Culturales de Castilla y León".

Asimismo, se considera imprescindible "conocer más al detalle la industria cultural de Castilla y León, aprovecharla y realizar intercambios entre la propia comunidad y con otras; llevar a cabo un estudio de la economía de la cultura con perspectiva de género y fomentar la dinamización de los pueblos a través de este sector".

Se considera preciso "priorizar la cultura en los presupuestos de las administraciones, separando de los mismos los dedicados a festejos" y se destaca que "el desarrollo cultural de la población y el acceso universal a la cultura son suficientes razones para generar trabajo cultural con iniciativa pública y privada".

"Las fuentes culturales constituyen un notable atractivo para el turismo interior en España y colocan a Castilla y León en una posición privilegiada dentro del país", ha añadido María Luisa López, miembro de la Fundación Jesús Pereda, quien ha aclarado que "la cultura es segura, y es necesario reactivar las agendas". EFE

1010588

mim/jam