EFEValladolid

Los técnicos del sector cultural y de eventos de Castilla y León ha planteado una serie de mejoras a los "descubiertos" que a su juicio hay en los ERTEs y ayudas a autónomos por la inactividad por la covid tanto de la Junta como del gobierno central que "dejan fuera a la gran mayoría de los trabajadores".

Se trata de ayudas, según han señalado este jueves en un comunicado de prensa, que no tienen en cuenta las especificidades, intermitencia y temporalidad de los empleos del sector, mucho menos en el caso de los técnicos que engloban ATAECYL y ATEPES, las asociaciones de Técnicos del Espectáculo en Vivo de Castilla y León y Segovia.

La propuesta de esas asociaciones, trasladada a las instituciones y formaciones políticas Autonómicas y nacionales, consiste que se abra con urgencia una línea de ayudas, compatible con los ERTES para trabajadores por cuenta ajena, y a las ayudas para autónomos publicadas por el Ministerio de Trabajo, que hayan cotizado entre 6 y 18 meses de forma acumulada entre enero de 2019 y abril de este año.

Y en el caso de autónomos, que hayan facturado entre 6 y 18 meses de forma acumulada desde el pasado 1 de enero de 2019 hasta el pasado 31 de marzo de 2021.

En ambos casos, las ayudas supondrán un 70% del importe correspondiente al tiempo efectivo de trabajo demostrado durante el periodo señalado, para los trabajadores por cuenta ajena, y de facturación para los trabajadores por cuenta propia.

Según la propuesta, esas ayudas constituyen un 70% del SMI o un 90% del IPREM durante el período reconocido para los trabajadores técnicos de eventos, espectáculos y cultura a los que nos venimos refiriendo.

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, estas ayudas no se verían devengadas de sus prestaciones por desempleo; y en el de los trabajadores trabajadores autónomos, estas ayudas deberían incluir la exención o devolución de las cuotas.

ATEPES y ATAECYL han explicado que la carga de dichas ayudas ha de ir repartida entre las instituciones Autonómicas y Estatales, dado que las medidas de cierre de espacios y de limitación de aforos, han sido aplicadas de diferente forma por una y otra institución, de modo que la responsabilidad de la situación de estos trabajadores es, cuando menos, compartida por ambos Gobiernos.

Y han sostenido que con los fondos covid recibidos por el Estado, y la parte de los mismos que se ha derivado a la Comunidad de Castilla y León se podría fácilmente asumir los costes de dichas ayudas para las administraciones.

Además, han defendido que la puesta en marcha de dicho plan de ayudas podría llevar aparejado un Sistema de Bolsa Autonómica de Empleo de técnicos para eventos culturales en directo en Castilla y León y reactivar el empleo y la actividad de estos trabajadores y trabajadoras cuando las restricciones y la situación pandémica así lo permitan.

"No podemos permitir que la situación actual obligue a los técnicos de eventos a cambiar de oficio en el caso de que puedan, a depender de sus redes familiares para comer y pagar los gastos necesarios de su día a día. Si las instituciones se mantienen en silencio y sin poner solución a estas necesidades, el hecho Cultural de calidad y profesional en nuestra Comunidad pasará a ser un recuerdo", han concluido.EFE