EFEAranda de Duero (Burgos)

El consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, ha destacado este martes en Aranda de Duero (Burgos) la "gran oportunidad" que para el desarrollo de toda Castilla y León supone el rico patrimonio natural y cultural que atesora la comunidad autónoma.

Se trata de un potencial que, en el caso de Aranda de Duero, ha vinculado a su riqueza enológica y vitivinícola, pareja a los bienes culturales y patrimoniales, y que ha motivado importantes inversiones en monumentos del sur de la provincia de Burgos como la iglesia de Santa María en Aranda de Duero, el Palacio de Avellaneda en Peñaranda de Duero y el Torreón de los Guzmanes en Caleruega.

Ortega ha realizado estas declaraciones a los medios de información durante una visita realizada a la iglesia de San Nicolás de Bari en Sinovas (Burgos), otro de los bienes patrimoniales en los que se ha trabajado.

Este templo ha sido sometido, desde 2009, a una actuación integral de arquitectura, entorno y funcionalidad que ha permitido la conservación del edificio y la preservación de los bienes muebles que conserva.

La última intervención ha actuado en el retablo, yeserías de la escalera, púlpito y armaduras policromadas de la nave central y bajo coro.

Las actuaciones han supuesto una inversión de más de 371.000 euros cofinanciada con Fondos FEDER de la Unión Europea (UE).

Los trabajos han consistido en el desmontaje de piezas del artesonado, consolidación y reposición, haciendo que sean discernibles de las originales, tratamiento de xilófagos en la armadura, eliminación de barnices en policromías y aplicación de una nueva capa de protección que ha restablecido su valor cromático tras efectuar la reintegración imprescindible.

También se han eliminado encalados de las yeserías para devolver la profundidad a la talla y recuperar la definición del relieve, se han repuesto pérdidas en los volúmenes de mayor entidad bajo criterios de mínima intervención y ha sido restaurado el retablo mayor, todo ello con el objetivo de favorecer la contemplación de los bienes intervenidos y la iluminación general del templo.

Todas estas actuaciones han devuelto su valor al conjunto que conforman el artesonado, considerado uno de los de mejor calidad de Castilla y León, y confieren a este templo de "un atractivo que hace imprescindible su visita para todos aquellos que deciden recorrer este territorio".

El consejero de Cultura y Turismo ha destacado que esta intervención en Sinovas representa "una oportunidad para seguir consolidando la Ribera Duero como un destino turístico de excelencia y sostenible, que contribuya a mejorar la cohesión territorial, suscitar el desarrollo socioeconómico y ayudar a fijar población".

Por ello, Ortega ha apostado por promover un modelo de gestión innovador basado en la recuperación social de los principales referentes del patrimonio cultural y natural, y que este legado cultural se integre definitivamente en la cadena de valor del territorio, convirtiéndose en un factor que realmente contribuya a su desarrollo.

Asimismo, ha considerado que es necesario mantener planteamientos de responsabilidad de todos los agentes sociales frente a la necesidad de cuidar los bienes más destacados desde una óptica moderna de sostenibilidad en la intervención pública. EFE

1011674

nlv/rjh

(foto)